¿Y si el otro no estuviera ahi?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5597 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
el che revisited

Enrique Krauze

El Che, vida y milagros
Se sabe mucho de la “gesta” del Che, pero muy poco de su gestación. En este texto, Enrique Krauze estudia los diversos factores (históricos, ideológicos, psicológicos) que llevaron a un hombre a encarnar, hasta el despropósito, lo blanco y lo negro de la lucha revolucionaria.



N
18 Letras Libres febrero 2007

o olviden aeste pequeño condottiero del siglo xx”, escribió el Che Guevara a sus padres antes de embarcarse hacia Bolivia, la estación final de su singular aventura. La revolución que contribuyó decisivamente a hacer, la utopía comunista que a fuerza de voluntad quiso y no pudo construir, los dos, tres, muchos Vietnams que soñó y no pudo encender, la emulación de su trayectoria por parte de miles de jóvenes quemarcharon a la sierra para construir al “hombre nuevo” o encontrar la muerte heroica, la secuela de desolación y sangre que dejaron las guerrillas desde México hasta la Argentina, eran trazos vagamente inscritos en la historia mucho antes del 25 de noviembre de 1956, día en que Guevara partiera de costas mexicanas, junto con Fidel Castro y un puñado de compañeros, rumbo a Cuba. La historiahispanoamericana anunciaba –casi en el sentido religioso del término– a un personaje como Guevara. Y el personaje llegó a la cita, en el lugar y el momento oportunos. A partir de entonces, no sólo la América hispana sino el mundo entero tendría amplias razones para recordar a ese condottiero del siglo xx.

En términos culturales e ideológicos, no es exagerado afirmar que su biografía fue gestándose unsiglo antes de su nacimiento, con la discordia entre las dos Américas. Conforme la doctrina del “destino manifiesto” se hizo práctica, el germen de resentimiento nacionalista frente a “la otra América” creció y fue descendiendo de norte a sur. En algunos países, el pensamiento liberal se quedó en vilo, traicionado por la nación que sustentaba la legitimidad de su ideología. A fin de siglo, sobretodo a raíz de la guerra entre Estados Unidos y España, el recelo conservador –hispanista, católico– frente a Estados Unidos había permeado la ideología liberal hasta amalgamarse con ella en el terreno común del nacionalismo. La política del “Big stick”, la arrogante omnipresencia de Estados Unidos en la región de Centroamérica y más tarde el Caribe, la llamada “penetración pacífica” en las áreasprincipales de la economía mexicana, fueron elementos cruciales en la formación de un agudo nacionalismo cuyos focos de alerta cubrirían desde el Río Bravo hasta la Patagonia: las minas chilenas y bolivianas, las compañías de petróleo venezolanas, las empresas bananeras en Centroamérica, los ferrocarriles mexicanos. La diplomacia norteamericana en la región no sólo convergía, coincidía con losintereses creados de los hombres de negocios. El presidente Hoover declaró que sin las exportaciones de su país “las grandes hordas” de la América Latina caerían en la barbarie. Tiempo después, John Foster Dulles presentaría al dictador venezolano Pérez

Jiménez como un gobernante modelo por haber creado “un clima propicio” a las inversiones norteamericanas. Con excepción de Puerto Rico, tal vezningún otro país de la órbita hispana sintió y resintió más profundamente la influencia norteamericana en el siglo xx como Cuba. Es verdad que había ambigüedad en la actitud cubana. Por un lado admiraban al país que había albergado y apoyado decisivamente a sus libertadores antes de la guerra que culminó en 1895; pero muy pronto comprendieron que la intención yanqui no consistía en propiciar lalibertad y autonomía de Cuba sino en reducirla a la condición de colonia económica y establecer con ella “arreglos políticos especiales” que le daban derecho indiscriminado de intervenir militarmente convirtiéndola de hecho, como había previsto John Quincy Adams desde 1823, en un protectorado. El inmenso error político que significó la Enmienda Platt abrió heridas que siguen abiertas. Las imágenes...
tracking img