¡Arrepiéntete, Arlequín!, Dijo El Señor Tic Tac

Páginas: 19 (4732 palabras) Publicado: 29 de abril de 2012
¡ARREPIÉNTETE, ARLEQUÍN!, DIJO EL SEÑOR TIC TAC
Premio Nebula al Mejor Relato Corto, 1965
Harlan Ellison
(Digitalizado por Sonia Rodriguez soniarodriguezriveiro@yahoo.es)

Nunca falta quien pregunta: “¿De qué se trata?” Para los que siempre necesitan
preguntar, para aquellos a quienes siempre hay que decir las cosas con todas las letras, y que
necesitan saber “dónde posan los pies”, vaesto:
La mayoría de los hombres sirve al estado, no como hombres principalmente,
sino como máquinas: con sus cuerpos. Son el ejército en pie, las milicias, los
celadores, los policías, las fuerzas de la ley. En muchos casos, no hay ningún
ejercicio libre del juicio, o del sentido moral; estos hombres se ponen al mismo
nivel que la madera, la tierra y las piedras; acaso tal vez puedan fabricarsehombres de madera que sirvan a los mismos fines. No inspiran más respeto que
un títere o que un trozo de tierra. Su valor es igual al de los perros o los
caballos. Sin embargo, se les suele considerar buenos ciudadnos. Otros –en su
mayoría legisladores, políticos, juristas, ministros y funcionarios- sirven al estado
principalmente con su mente; y, dado que muy rara vez hacen distincionesmorales, son tan proclives a servir al diablo, sin quererlo, como a Dios. Muy
pocos, como los héroes, lso patriotas, los mártires, los reformistas en el sentido
más elevado, y los “hombres” sirven al estado también con sus conciencias, y así,
necesariamente, se le oponen casi constantemente; por lo general, el estado suele
tratarlos como a enemigos.
HENRY DAVID THOREAU,
Desobediencia civilAllí está la raíz de todo. Ahora comencemos por el medio, y luego sepamos el principio;
el final se encargará de sí mismo.
Pero debido a que el mundo era precisamente así, precisamente como dejaron que llegase
a ser, durante meses sus actividades no atrajeron la atención de Los-que-mantienen-lamaquinaria-funcionando-normalmente, de los que engrasaban con el mejor lubricante los
resortes y muellesde la cultura. Sólo cuando fue evidente que, de algún modo, vaya a
saberse cómo, se había convertido en una celebridad, en una notoriedad, acaso en un héroe
(“sujeto a quien la Oficialidad inevitablemente persigue”) para “un segmento
emocionalmente perturbado de la población”, sólo entonces fueron a ver al señor Tic Tac y
a su maquinaria legal. Pero, por ser el mundo como era y porque notenían forma de
predecir que él llegaría a existir –posiblemente algún rebrote de alguna enfermedad
erradicada largo tiempo atrás que ahora volvía a surgir en un sistema donde la inmunidad
había quedado en el olvido-, posiblemente por eso se le había dejado adquirir demasiada
realidad. Ya tenía forma y sustancia.
Había adquirido una personalidad, algo que habían erradicado del sistema muchasdécadas atrás. Pero allí estaba, con su personalidad insoslayable y definida. En ciertos
círculos –de la clase media- se lo consideraba una vulgar ostentación. Un anarquista de mal
gusto. Una vergüenza. En otros, sólo había risillas: los estratos donde el pensamiento se
reducía a la forma y el ritual, a lo apropiado y conveniente. Pero más abajo, ah, más abajo,
donde la gente pedía santos ypecadores, pan y circo, héroes y villanos, se lo consideraba un

Bolívar, un Napoleón, un Robin Hood, un Dick Bong (As de Ases), un Jesús, un Jomo
Kenyatta.
Y arriba –donde cada temblor y vibración amenaza con arrancar a los ricos, poderosos y
nobles de sus mástiles-, se lo veía como a un peligro, como a un hereje, un rebelde o una
desgracia. Se lo conocía en el fondo, en el centro, pero lasreacciones importantes se
producían mucho más arriba, y por debajo. En la cúspide y en el extremo inferior.
De modo que buscaron la carpeta con su expediente, su tarjeta de tiempo y la
cardioplaca, y llevaron todo al despacho del señor TicTac.
El señor TicTac: muy por encima del metro ochenta, adusto, un hombre suave y
satisfecho cuando las cosas sucedían a su tiempo. El señor TicTac.
Aun en...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • ARREPIÉNTETE, ARLEQUÍN!, DIJO EL SEÑOR TIC TAC
  • TIC Y TAC
  • Las Tic Y Las Tac
  • Las ‘Tic/Tac’
  • Obligado Tic Tac
  • TEXTO TIC A TAC
  • Péndulo Tic Tac- Fisica
  • Tic-tac-toe

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS