bachelard gaston la intuicion del instante

Páginas: 156 (38949 palabras) Publicado: 1 de febrero de 2016
BREVIARIOS
, ••:.-,..

del

FONDO DE CULTURA ECONÓMICA

435
LA INTUICIÓN DEL INSTANTE

Traducción de
JORGE FERREIRO

La intuición
del instante
por GASTÓN BACHELARD

Seguido de
Introducción a la poética de Bachelard
por JEAN LESCURE

FONDO DE CULTURA ECONÓMICA
MÉXICO

Primera edición en francés,
Primera edición en español,
Segunda edición,
Segunda reimpresión,

1932
1987
1999
2002

INTRODUCCIÓNSe prohibe la reproducción total o parcial de esta obra
—incluido el diseño tipográfico y de portada—,
sea cual fuere el medio, electrónico o mecánico,
sin el consentimiento por escrito del editor.
Comentarios y sugerencias: editor@fce.com.mx
Conozca nuestro catálogo: www.fce.com.mx
Título original:
UIntuition de Instan
© 1932, Éditions Stock
Publicado por Éditions Gonthier, París

D. R. © 1987,FONDO DE CULTURA ECONÓMICA, S. A. DE C. V.
D. R. © 1999, FONDO DE CULTURA ECONÓMICA
Carretera Picacho-Ajusco 227; 14200 México, D. F.

ISBN 968-16-6033-1 (segunda edición)
ISBN 968-16-2385-1 (primera edición)
Impreso en México

Cuando un alma sensible y culta recuerda sus esfuerzos por trazar, según su propio destino intelectual, las
grandes líneas de la Razón, cuando estudia, por medio de lamemoria, la historia de su propia cultura, se
da cuenta de que en la base de sus certidumbres íntimas q u e d a aún el recuerdo de u n a ignorancia esencial. En el reino del conocimiento mismo hay así una
falta original, la de tener un origen; la de perderse la
gloria de ser intemporal; la de no despertar siendo
uno mismo p a r a permanecer como uno mismo, sino
esperar del m u n d o oscuro la lecciónde la luz.
¿En qué agua lustral encontraremos, no sólo la renovación de la frescura racional, sino además el derecho al regreso eterno del acto de Razón? ¿Qué Siloé
p o n d r á orden suficiente en nuestro espíritu p a r a permitirnos c o m p r e n d e r el orden supremo de las cosas,
marcándonos con el signo de la Razón p u r a ? ¿Qué
gracia divina nos d a r á el poder de acoplar el principio delser y el principio del pensamiento y, empezándonos en verdad a nosotros mismos en un pensamiento nuevo, el de retomar en nosotros, p a r a nosotros y
sobre nuestro propio espíritu, la tarea del Creador?
Esa fuente de la juventud intelectual es la que, como
buen hechicero, busca Roupnel en todos los campos
del espíritu y del corazón. Tras él, poco hábiles por
nuestra p a r t e en el manejo de la va r a de avellano,
nosotros sin d u d a no encontraremos todas las aguas
vivas ni sentiremos todas las corrientes subterráneas
de un agua profunda. Pero al menos quisiéramos de7

8

INTRODUCCIÓN

cir en qué puntos de Siloé recibimos los impulsos más
eficaces y qué temas enteramente nuevos aporta Roupnel al filósofo que quiere meditar en los problemas del
tiempo y del instante, de la costumbre yde la vida.
Antes que nada, en esa obra arde un hogar secreto.
No sabemos lo que le da su calor ni su claridad. No podemos determinar el momento en que el misterio se
aclaró lo suficiente p a r a enunciarse como problema.
Mas, ¡qué importa! Provenga del sufrimiento o de la dicha, todo hombre tiene en su vida esa hora de luz, la hora en que de pronto comprende su propio mensaje, la
hora en que,aclarando la pasión, el conocimiento revela a la vez las reglas y la monotonía del Destino, el
momento verdaderamente sintético en que, al dar conciencia de lo irracional, el fracaso decisivo a pesar de todo es el éxito del pensamiento. Allí se sitúa la diferencia
del conocimiento, la fluxión newtoniana que nos permite
apreciar cómo de la ignorancia surge el espíritu, la inflexión del genio humanosobre la curva descrita por el
correr de la vida. El valor intelectual consiste en mantener activo y vivo ese instante del conocimiento naciente, de hacer de él la fuente sin cesar brotante de
nuestra intuición y de trazar, con la historia subjetiva
de nuestros errores y de nuestras faltas, el modelo objetivo de una vida mejor y más luminosa. El valor de coherencia de esa acción persistente de una...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • Gaston Bachelard
  • Gaston bachelard instante poético e instante metafísico
  • Gaston Bachelard
  • Gastón Bachelard
  • Gaston bachelard
  • Gastón bachelard
  • Gaston bachelard
  • Gaston Bachelard

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS