Biblico

Páginas: 7 (1582 palabras) Publicado: 16 de octubre de 2012
DEVUELVEME MIS SUEÑOS.

Cuando María llegó a donde  estaba Jesús y lo vio, se arrojó  a sus pies y le dijo: Señor, si hubieras estado aquí, mi  hermano no habría muerto.  JUAN 2:32, NVI 
SI SOLO… ¿Puede usted oír la desesperación y el pesar que hay la voz de María? ¿Cuál es el “si solo…” que hay en la vida de usted que, en lo más profundo de su ser, cree que ha sido una falla de Dios? ¿Tieneun sueño que no habría muerto si Dios se hubiera presentado en el momento que usted esperaba, o hubiera cooperado con el plan? 

La historia de Lázaro nos permite saber que no estamos solos cuando se trata de la frustración asociada con sueños, esperanzas y ambiciones que se desvanecen. El hecho de que la Biblia no minimiza la realidad, nos permite tener una clara idea de María, de Marta y de laconfusión de los discípulos en cuanto a la impresión de que Señor había fallado totalmente. 

De haber estado nosotros en los zapatos de ellos, sin la capacidad de prever el resultado de la decisión de Jesús de no apresurarse a ir donde Su amigo enfermo, probablemente nos habríamos sentido de la misma manera. En realidad, eso es lo que sucede todo el tiempo. 

¿Cómo pudiste permitir que ledieran el cargo a él, si dirigir esta compañía ha sido la ambición de toda mi vida? ¡Sí solo hubieras hecho que me ganara el agrado de la junta directiva cuando tuve la oportunidad! 

¿Por qué me has mantenido soltero(a) si he soñado con el matrimonio desde mi niñez? ¡Si solo no hubieras permitido que esa relación se terminara! 

¿No nos diste el deseo de tener hijos? ¡Si solo nos hubieras dichohace diez años que comenzáramos el proceso de adopción, habríamos podido tener una familia todo ese tiempo! 

¿Por qué no me has abierto una puerta al ministerio si mi mayor deseo es servirte? ¡Si solo me hubieras impedido desperdiciar mi tiempo en este trabajo secular que no ofrece ningún porvenir! 

Si solo…, si solo…, si solo…, si solo… 

Todo el mundo tiene sus “si solo…”, porque todapersona tiene sueños. Desde los más ridículamente absurdos hasta los absolutamente sensatos, ellos son el pan de cada día de la humanidad. Viajar hoy por el aire es una realidad por el sueño que hubo en el corazón de un joven del pasado. En realidad, todo logro humano significativo puede encontrarse en el “embrión de un sueño”. 

Marta, María y Lázaro tuvieron también sus sueños. Y considerando elhecho de que eran amigos íntimos de Jesús, imagino que sus anhelos y esperanzas se los habría dado Dios, no su propio interés. ¿Hay en esto una diferencia? ¡Por supuesto que sí! Es la diferencia que determinará si lograremos nuestros deseos. 

El Dador de los sueños 

Dios es, al final, el dador de los sueños. “Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón” (Salmo 37:4NVI). Nuestro Padre celestial no nos concede cada uno de nuestros deseos absurdos que imaginamos nos darán la felicidad. Más bien, el Señor planta en nuestros corazones los deseos que Él quiere que tengamos, porque sabe que sólo si andamos en Su divino propósito, le conoceremos en realidad y aprenderemos a deleitarnos en Él. 

Los creyentes son la cosecha del sueño que Dios le dio a la humanidad.Él nos creó a Su imagen y puso Su huella en nuestros corazones. ¡Nuestro ADN y nuestro propósito tienen su origen en el anhelo que Él tiene para nosotros! A pesar de las muchas facetas del deseo que tiene Dios para la vida de cada persona, Su propósito fundamental es el mismo: anhela que tengamos intimidad con Él, que nos relacionemos con Él y que respondamos a Su amor por voluntad propia. 

¿Noson estos los anhelos más profundos que hay en el corazón de usted, el conocer y ser conocido, y el amar y ser amado? Pero parece que muchas veces nos pasamos toda la vida conservando los cadáveres de unos sueños antes brillantes que, aunque pensábamos que habrían de satisfacer nuestras necesidades profundas, nunca cumplieron totalmente la promesa. 

La muerte y la resurrección de un sueño ...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • Biblico
  • biblicos
  • biblico
  • Biblico
  • biblica
  • biblicos
  • Biblicos
  • Biblicos

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS