Capítulo Dos Adaptarme

Páginas: 5 (1177 palabras) Publicado: 3 de febrero de 2016
Entramos a un club muy mono, las luces, la música, se podría decir que  todo era moderno e ideal para nosotros. Nos acercamos a la barra para pedir unos tragos, los chicos ordenaron un Rusty Nail mientras que nosotras pedimos un Cosmopolitan, el bullicio era tan alto que nos comunicábamos con señas.
Samuel fue el primero en invitarme a bailar, acepte la movida  y me jale a Yackeline para quebailara con nosotros, Mammoth de Dimitri Vegas sonaba por todo el lugar, nuestros cuerpos seguían el ritmo de la música, el dj hacia unas mezclas increíbles de electrónica.
Hice unos cuantos pasitos al estilo Shuffle, cerré mis ojos para dejarme llevar por la música. En ese momento mis amigos decidieron hacer un círculo con más personas para que yo sea el centro de atención.
Fue demasiado tardecuando me percate que una luz me alumbraba y había gente aplaudiendo. Mi cara se puso de un color rojo, me aleje y fui directo a la barra, mis amigos se percataron y fueron tras de mi.
-.No eres aburrida después de todo-. Me decía Samuel con una sonrisa picara.
-.¿Por qué no nos dijiste que bailabas tan bien?.- Yackeline me miraba con asombro.
-.No es nada, lo aprendí por Youtube-. Eso fue lo primeroque se me ocurrió; solo quería que olvidaran el tema.
-. Bueno, nos tendrás que enseñar esos pasitos tan increíbles.- Los dos eran cómplices, o mejor dicho los mas locos. Nathan estaba serio tomando su trago, me acerque a el para decirle que era lo que le pasaba, cuando el bartender me interrumpió.
-.Señorita, más de tres hombres le han enviado tragos.- No sabia que cara poner, le dije al bartenderamablemente que no aceptaría ningún trago. Si aceptaba alguno, seria compromiso, agradecer al hombre y comenzar una charla. Pero en esos momentos no estaba de ganas para hacerlo, además uno tiene que tener precaución, no se sabe si te servirán droga en aquel trago. Cuando me acerque a donde estaba Nathan, el ya no estaba, me parecia sospechoso que se fuera de la nada y deseaba saber donde estabapero no quería arruinar el momento de Samuel coqueteando con una chica, así que solo me quedaba buscar a mi amiga.
Ya media hora habia pasado, me estaba cansando de buscarla, ya la única opción era regresar a mi departamento, pero toda mis cosas estaban en su habitación, maldición, estaba a punto de rendirme cuando  la vi, ella estaba en una esquina vomitando.
-.Por dios, Yackeline ¿Dónde demoniosestabas metida?.- Sostuve su pelo y acariciaba su espalda para que se sintiera mejor, tenía mis dudas de que ella no sabía tomar. Tenia razón estaba completamente borracha, no seria capaz de responder, su estado era de somnolienta.
-. Mañana me lo dirás, nos vamos.- Le limpie su boca con una toallita húmeda de mi bolso y la lleve a rastras hacia mi auto, no fue tan largo el viaje pero ella ya sehabía quedado dormida, busque entre su bolso y encontré las llaves, la deje en su cama, agarre mis cosas y cerré su puerta. Ya eran las cuatro de la mañana, estaba muy cansada, tire mis maletas y me dirigí a mi cama. Cuando me levante, ya era la una de la tarde, mis ojos me pesaban, tenia pereza.
Me acorde del estado en que se encontraba Yackeline ayer, pero no tenia su número, se le olvidodarmelo, además, no sabia nada del grupo y tampoco lo sabre hasta que comencemos la primera clase en la universidad. Sali al restaurant de la esquina para almorzar, despues me dirigi de nuevo al departamento, me tope con una señora de sesenta años daba un poco de pena y llevaba consigo tres bolsas muy pesadas, decidi ayudarla, ella vivia dos puertas mas de la mia, practicamente eramos vecinas, me dijoque se llamaba Margaret, vivia sola desde hace diez años, casi su familia no la llamaba ni la visitaba. Entramos y me ofrecio unas galletitas con chispas de chocolate mas leche como si fuera una niña de cinco años aun asi acepte, su cocina era floreada tenia una mesita redonda cerca a la ventana, irradiada por el sol de la tarde, me conto que su marido estuvo en la guerra y murió defendiendo a su...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • capítulo dos
  • CAPITULO DOS
  • CAPITULO DOS
  • capitulo dos
  • Capitulo dos
  • Capitulo dos
  • Resumen Capitulo Dos Cisco
  • CAPITULO DOS OLIVER YU

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS