Derecho

Páginas: 41 (10055 palabras) Publicado: 7 de noviembre de 2012
dee PEDRO ORGAMBIDE

Las botas de Anselmo Soria

2

Director de colección: Pablo De Santis Diseño de colección y de tapa: Juan Manuel Lima Ilustración de tapa: Osear Estévez

1a edición / 18ª reimpresión © Ediciones Colihue S.R.L. Av. Díaz Vélez 5125 (C1405DCG) Buenos Aires - Argentina www.colihue.com.ar ecolihue@colihue.com.ar I.S.B.N 978-950-581-202-8 Hecho el depósito que marca la ley11.723 IMPRESO EN LA ARGENTINA - PRINTED IN ARGENTINA

3

4

Estas no son las botas del Gato con Botas sino las botas de Anselmo Soria, el abuelo de mi abuelo. Las encontré en el altillo. Ahora son mías, como la historia que les cuento.

5

I El vigía del fortín

6

DESDE lo alto del mangrullo, el vigía del fortín da la voz de alarma: —¡Se viene el malón! Es un joven dedieciséis años. Se llama Anselmo Soria. Desde chico ha vivido en la frontera; es decir: entre los poblados y el desierto, entre los blancos y los indios. Tiene la rapidez, los movimientos ágiles de los indios pampa. Su madre lo era. Uno de los suyos la mató porque se había casado con un huinca, con un blanco. Su padre murió también: cayó en una de esas míseras batallas del desierto, disparando suwhinchester. Le dijeron gaucho, gauchito, huérfano, antes de llamarlo por su nombre. Como si la falta de padres fuera un pecado. Se acostumbró a eso y a mirar de frente, a no bajar la vista ante los mandones. A los doce años andaba de reserito, arriando el ganado, entre los pajonales: —¡De vuelta ternero! —gritaba y mandaba al animal junto a su madre. Buen jinete, sí, decían los de más edad viéndolo haceruna pechada al toro arisco o emprendiendo un galope corto para enderezar la marcha del ganado. Bueno para el lazo, también. Y para domar un potro, como ese animal que ahora es su cabalgadura y al que le afloja la cincha para cabalgar despacio, sin apuro, hasta que caiga el sol y los hombres terminen la jornada. Entonces, alguien tocará la guitarra... No, no ahora. Eso fue antes, cuando Anselmo erachico. Ahora se oye al trompa que toca a combate y se oyen también los gritos, las órdenes, ruido de sables y de espuelas de esos gauchos transformados en soldados de ejército de línea. Como su padre. Como el que murió peleando. —Yo no nací para eso —solía decir Anselmo antes que lo llevaran al fortín. A él le gustaban los bailecitos en los patios de tierra, florearse con las mozas, ya que erabuen bailarín, jugar a la taba, divertirse como se divertían entonces los muchachos. Si iba a la pulpería, en vez de pedir una ginebra o una caña quemada como los hombres grandes, él pedía su jugo de orchata "Muy sano el mozo", decían los paisanos que tomaban su vino carlón y oían el canto del payador, muy respetuosos y muy serios. Claro que a veces, alguien que bebía

7

de más decía undisparate y otro se enojaba y entonces salían a relucir los cuchillos y podía ocurrir una desgracia. Una noche así, de batifondo, llegó a la pulpería el comandante, el sargento y un grupo de soldados. —¿Así que les gusta pelear como los gallos? —preguntó el comandante y fue tomando el nombre de cada uno y anotó las papeletas y antes que alguien dijera pío, ya estaban enganchados para ir al fortín ypelear en el desierto. Pero el joven Anselmo se resistió, quiso hacer la "pata ancha" frente a los soldados.

8

9

10

Le dijeron charabón, que era la manera de decirle que no se portara como un tonto con ellos. Porque charabón es la cría del avestruz, que es o parece muy torpe a los ojos humanos. Charabón, que después se transformó en chabón o boncha en la ciudad. Torpe. Y triste. Así sesentía Anselmo frente al comandante. —Yo conocí a tu padre, muchacho. Un hombre valiente. Para él era una honra y no un castigo la milicia. Yo lo conocí bien, muy bien. Y es una lástima que su hijo no siga su huella, que ande de perdulario por las pulperías. —Sólo fui a pasar un rato, nomás —se defendió Anselmo. —Mal hecho. Nada bueno vas a aprender allí. Aquí, en cambio, tenés la oportunidad...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • El Derecho De Los Derechos
  • derecho al derecho
  • EL DERECHO DE LOS DERECHOS
  • Del estado de derecho al derecho del estado
  • el derecho en el estado de derecho
  • Derecho
  • Derecho
  • Derecho

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS