dorian gray

Páginas: 7 (1745 palabras) Publicado: 2 de febrero de 2015
La eterna juventud ha sido siempre un tema de fascinación para todos, desearíamos ser siempre jóvenes, sin embargo, no nos damos cuenta quela belleza no esta en el físico sino en la pureza del alma, y esto es lo que el escritor Oscar Wilde nos ensena con esta extraordinaria obra literaria, a mi parecer, una joya de la literaturauniversal.
las transformaciones del orden amoroso y sexual, queadmiten relaciones liberadas ymenos comprometidas. Soncool, además, el culto al ocio, a los deportes y la vidasaludable, la importancia otorgada a la cultura y el arte -devenidos mercancías yentretenimiento-, un ecologismo liviano y la asunción de la experiencia vital como unhecho efímero. El tiempo es un presente continuo, sin proyección a futuro, sin plan niobjetivos a largo plazo.Desde un punto devista crítico, Lipovetsky señala también la progresiva eliminación delas normas y reglas disciplinarias y el debilitamiento de las instituciones, fenómenosque conducen a un “hiperindividualismo”, la disolución del lazo social, ciertaindiferencia interpersonal y un mayor aislamiento. El conjunto de característicasenunciadas están marcadas por un patrón narcisista que Lipovetsky profundiza enotrasobras:El imperio de lo efímero(1987) –dedicada centralmente a la moda-, La felicidad paradójica(2007),El crepúsculo del deber (2005). La metáfora del espejo implica la seducción de la propia imagen. El yo descrito porLipovetsky es vanidoso, individualista y está obsesionado por su apariencia. Elnarcisismo de la cultura contemporánea se opone a la figura de Don Juan, el seductor demujeres: Narcisosólo está interesado en su propia belleza.La prevalencia de la imagen es un tópico frecuente en la literatura de la posmodernidady llega una versión extrema en la teoría del simulacro de Jean Baudrillard (1993). Otrosautores, en cambio, las interpretan desde un marco diferente. Marc Augé, por ejemplo,sostiene que el “exceso de imágenes” –amplificadas por los medios y la multiplicacióndepantallas- es una de las características de lo que, en su caso, se denomina“sobremodernidad” (1995:138).La cuestión a dilucidar –aludida por la posición de Augé- es si se está planteando unaoposición entre la imagen y su reino virtual, y el cuerpo, con su anclaje real. Ladicotomía es, a mi entender, falsa, y ni siquiera es nueva. La crítica a la predominanciade la imagen se arraiga en dos pares derelaciones antagónicas: real-virtual (en su6 Capítuloenprensa.EnRemondino,Georgina(editora)LosanclajesdelYo:Expresionesdel“símismo”ytransformacionesculturalescontemporáneas, AlMargen,LaPlata. versión más pedestre, tangible-intangible) y esencia-apariencia. El “engaño de laapariencia” que tiene su más acabada expresión en la alegoría de la caverna de Platón,constituye en ocasionesel fondo no explicitado de la crítica a la virtualidad.En cuanto a la primera oposición, hay que remitirse a la historia moderna precedentepara desnudar su falsedad: la idea de reflejo, calco o copia ha sido, al menos en dos delos regímenes escópicos modernos, la cartografía de lo existente y una visión capaz deconducir a la verdad. Tanto estas concepciones como aquella que niega la posibilidaddeconocer la realidad han sido parte de las cosmovisiones modernas.Según recuerda Martin Jay, la modernidad occidental se caracterizó por el reinado deuna cultura visual donde coexistieron diferentes regímenes escópicos: el dominante fueel perspectivismo cartesiano, que representa un espacio tridimensional racionalizado porla visión en perspectiva; su punto de vista único, estático, frío y abstractosecorresponde con el paradigma filosófico del racionalismo. Pero existieron al menosotros dos: el antiperspectivismo descriptivo o “el arte de describir” utiliza perspectivasmúltiples, concibiendo superficies planas, detalladas y exteriores. Es típico de la pinturaholandesa y se relaciona filosófica y científicamente con la mirada del empirismo.Finalmente, el barroco, definido por la profusión...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • Dorian Gray
  • Dorian Gray
  • dorian gray
  • Dorian Gray
  • Dorian Gray
  • dorian gray
  • Dorian gray
  • Dorian Gray

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS