El Jinete Sin Cabeza

Páginas: 4 (863 palabras) Publicado: 28 de enero de 2016
 ‘‘ El jinete si cabeza’’






NARRADOR: el silencioso crepúsculo se arrebujaba entre la dulce meditación en que la llanura solía extasiarse. Las aves herían con su alegre sinfonía la quietudmajestuosa de la tarde. Lejos donde el sol parece arder entre el candente pebetero de la lejanía, un grupo de garzas va copiando sus finísimos plumajes en los colores maravillosos de los exóticospaisajes, en cuyos celajes hay tintes de presagio de penas melancólicas. Todo el ambiente parece guardar instantes de santa meditación, y en las copas floridas de los centenarios árboles, el viento arrecuesta sus erizados cabellos.
verano. Y toda la llanura está reseca y solitaria, con aquella triste melancolía. Ha sido un atardecer maravilloso, y pronto sus poéticas bellezas devorarán la noche quepronto llegará. Allá, en el corredor de la Hacienda, el Viejo Patrón lee con devota atención el periódico del día, volando de cuando en cuando bocanadas de humo de pipa.
Son pasadas las seis de latarde; este busca tomar un poco de aire fresco. En los corrales, el ganado espera entrar en reposo y de cuando se oyeron los últimos gritos de los sabaneros que arrean una punta de ganado de ordeño. Lapeonada se ha concentrado en la cocina y sentados al contorno de una mesa tosca y ennegrecida saborean con apetito la merienda del día.
Los congós con sus notas de órgano no cesan de cantar elallegro grandioso.
Todo el llano se puebla de sombras y en los corredores de la inmensa casona de la hacienda los candiles lanzan su luz cobriza. Patricia, la hija mayor del Patrón, se ha acercado hasta sulado un poco nerviosa, pues Rosendo, uno de los sabaneros acababa de contar una narración, de las que suelen contarle cuando termina el trajín.
PADRE: -¿Qué te pasa hija mía? Preguntó aquel viejo,apartando un rato su pipa de su boca, con aquella seriedad de hombre respetable.
HIJA: -Vieras papá, que Rosendo estaba contando en la cocina que aquí asustan, que llega todas las noches hasta el...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • El Jinete Sin Cabeza
  • jinete sin cabeza
  • jinete sin cabeza
  • Jinete Sin Cabeza
  • El jinete sin cabeza
  • el jinete sin cabeza
  • El jinete sin cabeza
  • el jinete sin cabeza

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS