El Médico De Los Muertos

Páginas: 6 (1283 palabras) Publicado: 17 de mayo de 2012
El médico de los muertos
Escrito por Emilio Roig de LeuchsenringHistoriador de la Ciudad desde 1935 hasta su deceso en 1964. Viernes, 25 de Noviembre de 2005 00:00

Es necesario que en el cementerio haya un individuo dedicado expresamente a dar fe de que los cadáveres llevados a enterrar son en realidad cadáveres muertos. Y esa plaza sólo puede desempeñarla un médico: ¡ el médico de losmuertos ! No creo sea aventurado afirmar que en nuestra patria, de cada diez personas, cuatro son médicos, cuatro abogados y las dos restantes generales. Las demás profesiones están repartidas entre individuos que, habiendo fracasado en esas carreras o encontrándose fuera de servicio , han creído oportuno dedicarse a algo más productivo. Conviene aclarar que de esa decena, la mitad, por lo menos, sonperiodistas, sin que esto quiera decir que los tales sean capaces de escribir correctamente ni aun cartas a la familia.

Esta abundancia y exceso de profesionales redunda, desde luego, en perjuicio de la calidad. Son infinitos los abogados sin clientes y médicos sin enfermos, que, para ir viviendo, desempeñan plazas de escribientes con treinta pesos y hasta de vigilantes y motoristas; lo que, bienmirado, es un beneficio que hacen a la sociedad, porque si a esos doctores se les ocurriera ejercer, sería necesario ensanchar las cárceles y los cementerios. Y, después de los maridos, son galenos y togados los dos tipos que, a través de todos los tiempos, más han servido de blanco a las burlas e ironías de los escritores. Circunscribiéndome ahora a los médicos, ¿quién no ha leído Le Médecinmalgré lui, de Moliére, o, por lo menos, el arreglo de Moratín El médico a palos ? ¿quién no ha leído los intencionados versos del más insigne de los saineteros españoles, o el famoso artículo El médico de campo, del primero de nuestros costumbristas , José María de Cárdenas?

1/3

El médico de los muertos
Escrito por Emilio Roig de LeuchsenringHistoriador de la Ciudad desde 1935 hasta sudeceso en 1964. Viernes, 25 de Noviembre de 2005 00:00

Moliére no quería a los médicos, se burlaba de ellos acribillándolos con sus dardos. Del doctor Mauvillain, su íntimo amigo, decía: Es mi médico, me da recetas que yo no tomo y somos los mejores amigos del mundo. Pero la burla más sangrienta que se ha hecho de los médicos, no se debe a un francés. Es cubana. Por algo se llama a nuestra patria latierra clásica del choteo. Todos cuantos hayan tenido que acompañar los mortales despojos de algún familiar o amigo hasta la última morada, la Quinta de los Pinos, o San Antonio Chiquito, como llama el vulgo a nuestro cementerio general, habrán observado, sin duda, al final del Paseo de Carlos Tercero y a la falda del Castillo del Príncipe, hoy convertido en presidio, una fuente, la última de lasvarias que adornan y embellecen esa calzada, construida por el general Tacón. Dicha fuente marca el límite del Paseo y el comienzo del camino que conduce al cementerio de Colón. ¿Os habéis fijado en ella? ¿Habéis visto la estatua que ostenta en su remate? Es una estatua, dijo el doctor José Antonio González Lanuza, hablando sobre el particular, en un interesantísimo artículo publicado hace años,«es una estatua muy mala como obra artística: pequeña de cuerpo, cargada de espaldas, barbuda, envuelta a medias en un manto cuyos rígidos pliegues, como las duras líneas de su pecho descubierto, recuerdan el estilo griego arcaico, el Apolo de Tenea o la estatua funeraria de Orcomene, cuando más se le quiera conceder de respetable y de rudimentariamente artística». ¡Es una estatua de Esculapio! «Yese emblema del semidiós de la Medicina, continúa diciendo el doctor Lanuza, en la puerta misma de la triste ruta que lleva directamente a la casa del descanso eterno, me parece, por lo casual, por lo no intencionado, por lo graciosamente inconsciente, la más espiritual de las bromas, macabra y festiva a un mismo tiempo, filosófica y burlona, demostrativa de lo poco que vale el esfuerzo humano,...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • El Medico De Los Muertos
  • El medico de los muertos
  • el médico de los muertos
  • el medico de los muertos
  • El medico de los muertos
  • El Medico De Los Muertos
  • El medico de los muertos
  • El médico de los muertos.

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS