El Monte de las Ánimas en el siglo XXI

Páginas: 8 (1902 palabras) Publicado: 1 de febrero de 2016
"El Monte de las Ánimas en el siglo XXI" -http://soria-goig.com/Rutas/pag_0428.htm
Un pedante al uso diría del monte de las Ánimas que es el paraje más emblemático de la ciudad de Soria. Para los que habitamos esta ciudad, ese monte evoca un pasado de leyendas templarias, pues Bécquer, el poeta romántico, tan vinculado a Soria por matrimonio con una torrubiana, ubicó alguna leyenda en eseparaje, con miembros de la orden del Temple como protagonistas. Antes, mucho antes, allá por el siglo XII, unos frailes se instalaron en su faldas, construyendo, ahora sí, el más emblemático de los monumentos románicos de estos lares: lo que en la actualidad se conoce como "Los Arcos de San Juan de Duero".
Los Arcos forman parte de un monasterio, dicen que de Hospitalarios, ya perdido; se halla a tirode piedra de lo que aseguran son restos de un enclave del Temple, San Polo, en el mismo monte de las Ánimas. A pesar de la cercanía –unos quinientos metros- se nos antoja distante San Polo de los Arcos, a causa de una carretera interruptora del monte, tal vez trazada sobre una calzada romana.
Tenemos, pues, en este monte de las Ánimas, todos los componentes para que sea tan mágico como el que más:Templarios, Hospitalarios, el río Duero, la ermita de San Saturio muy próxima, las leyendas de Bécquer, y, por si faltara algún elemento, el rumor de que los masones, en la actualidad, se reúnen en uno de esos claros dejados por los carboneros que, hasta mediados de siglo, encontraban en las carrascas la materia prima para ejercer su oficio y ganarse la vida. Acaso, para todo aquél que quiera irmás allá de la historia más o menos reciente, estos claros sean németons. ¡Quién sabe!
Lo de los masones me lo aseguraron. Ya está muerto el que, casi en secreto de confesión (que yo rompo porque él está muerto y yo no pertenezco a ninguna secta, por muy iglesia católica que sea) me lo aseguró. Se trataba de un pluridoctor en todas las disciplinas histórico-artísticas que podamos conocer, y de cuyonombre guardo recuerdo, pero se resiste a acudir a mi llamada. Noto, eso sí, que desea llegar hasta mí boca, pero no acaba de hacerlo, tal vez para no ser traicionado. Paseaba un orondo físico, grasiento y mugriento, por los barrocos claustros del monasterio de Veruela. Me sacó una buena cantidad de dinero con el propósito de que todos los volúmenes de su bien nutrida colección de libros, y aún deincunables, pudieran un día formar parte de una fundación soriana. Incunables pisoteados y lamidos por una legión de gatos que acompañaban al profesor en sus frías soledades de los claustros jesuíticos –creo- de Veruela.
Murió el buen hombre sin testar, y con él se llevó buena parte de mis dineros, ya convertidos en fermentos de uva y jugos de perdiz servidos en un hermoso restaurante de nombretan evocador como las leyendas de Bécquer: la Corza Blanca. Una hermana, religiosa, de la orden de las cistercienses femeninas, allá en Burgos, habrá sido, tal vez, la depositaria de unos legajos perfumados con orines de fantasmagóricos gatos enlunados, como aquellos que Gerardo Diego viera en Caltojar.
Toda esa carga histórico-legendaria, casi aplastante, tiene para los sorianos el monte de lasÁnimas, y, a pesar de eso, o, tal vez por eso, apenas lo paseamos, casi nunca lo visitamos. Yo lo entiendo. Queremos que para siempre, quede sólo en nuestra memoria, en nuestro acervo, el misterio, ese interés que sólo despierta lo desconocido. El día que todos los sorianos decidan convertir el monte de las Ánimas en lugar de paseo, meriendas y paellas, pasará a convertirse en una alameda cualquiera,en una dehesa, en un lugar donde, a buen seguro, el Ayuntamiento decidirá, en cuanto le sobren unos milloncejos, colocar farolas y bancos.
El monte de las Ánimas forma conjunto con otro símbolo soriano: el de Santa Ana, desde donde, dicen, se ve salir el sol la noche de San Juan, formando círculos. Algunos incrédulos aseguran que se debe a la buena carga de uva fermentada que van digiriendo,...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • Monte De Las Animas
  • Monte de las Animas
  • El monte de las ánimas
  • El Monte De Las Animas
  • EL MONTE DE LAS ÁNIMAS
  • El monte de las ánimas
  • El Monte De Las Ánimas
  • Monte de las Animas

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS