El que la debe la paga

Páginas: 29 (7002 palabras) Publicado: 7 de febrero de 2016
El Cotidiano
ISSN: 0186-1840
cotid@correo.azc.uam.mx
Universidad Autónoma Metropolitana Unidad
Azcapotzalco
México

Perea Restrepo, Carlos Mario
El que la debe la paga. Pandillas y violencias en Colombia
El Cotidiano, vol. 20, núm. 126, julio-agosto, 2004, p. 0
Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco
Distrito Federal, México

Disponible en:http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=32512619

Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org

Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto

El que la debe la paga.
Pandillas y violencias
en Colombia
Carlos Mario PereaRestrepo*

Las pandillas son un verdadero desafío a la sociedad contemporánea. Crecen
como hidra en las ciudades ricas y pobres, grandes y pequeñas, centrales y periféricas. Su violencia estremece por la intensidad de sus manifestaciones y su desapego
de cualquier argumentación legítima; su afuera del orden sume en la perplejidad
por la fuerza de una vida joven que hace caso omiso de toda normatividad; sugrito asusta por la magnitud de un acontecimiento que revela hasta el último límite
la exclusión. A lo largo de su atormentada historia, la humanidad ha conocido de
anomias y violencias. Con todo, el fenómeno pandillero se cuece a otro precio por
la condición joven de sus miembros: el abismo que se abre es nada menos que
el de unos muchachos que han renunciado a las imaginerías fundantes delorden
colectivo y que, a cambio, deciden someter el mundo bajo el yugo de su propia
ley. La presencia pandillera abre una interrogación sobre las transformaciones del
conflicto en la urbe contemporánea: señala una textura cultural plagada de actores
movilizados por inéditas estrategias, incluida la bizarra actitud del pandillo.

L

as pandillas son una forma de
habitar la ciudad. La adoptan centenaresde jóvenes de los sectores populares, protagonizando un fenómeno
que no discrimina entre la riqueza y la
penuria, entre el bienestar económico
y el atraso industrial. En efecto, las
pandillas proliferan en Latinoamérica
y Africa, pero también lo hacen en las
urbes industrializadas. Poco importan
los niveles de violencia del país o la
ciudad, emergen aquí y allá ligadas al
* Profesor, Instituto deEstudios Políticos y
Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Colombia.

Violencia social

generalizado incremento de la pobreza y la violencia en las ciudades. Igual
en Colombia, el país objeto de nuestro
interés, se difunden desbordando el
perímetro de las ciudades para adquirir cuerpo hasta en pequeños asentamientos. Los relatos son elocuentes.
Se trata de un inquietante fenómenourbano, no sólo por su proliferación
y sus prácticas delictivas, sino por el
desafío lanzado por muchachos de
corta edad entregados al “desmadre”
sin tapujos.
Con todo, no bien se reconoce
el “desmadre” es preciso desandar el
camino en dirección opuesta. Mientras
la violencia se apodera de las calles de

las ciudades, los jóvenes se convierten
en el chivo expiatorio de una opinión
pública asustada ydesorientada. A la
manera de antídoto contra el terror
urbano, el dedo acusatorio señala a
las pandillas responsabilizándolas de la
inseguridad y, como corolario, transformando a todo joven de los sectores
populares en pandillero desalmado. El
sicariato, esa siniestra experiencia que
transforma al muchacho de barriada
en mercenario al servicio de un postor
cualquiera, terminó de fundir al joven
enla funesta marca de la muerte. Un
peligroso estigma, agazapado detrás de
las operaciones de limpieza que asolan
los barrios populares desde mediados

de los años 80 y que, hoy, adquiere su mayor peligrosidad en
medio de la guerra y la generalización de la masacre1.
Es verdad que las nuevas generaciones son protagonistas de violencia, las estadísticas las muestran copando sus
escenarios cada...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • pago no debido
  • ¿Los violadores de niños deben pagar?
  • El pago de las obligaciones por el cumplimiento de lo debido
  • ¿Se deben pagar diezmos?
  • impuestos que debemos pagar los colombianos
  • ¿Porque debemos pagar impuestos?
  • Ensayo: Te Deben Platica?, No Te La Quieren Pagar?
  • Demandas por incumplimiento de pago en su debido tiempo

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS