en las profundidades

Páginas: 7 (1677 palabras) Publicado: 19 de octubre de 2014

Había un asesino suelto en la zona. Le alegraba que sonase la señal de alarma en su zona. Era la primera emoción auténtica desde hacía meses. Su pensamiento, incluso mientras observaba los instrumentos de los que dependía su vida, se adelantaba a los acontecimientos. Don consideró muy improbable esta última suposición. Si las orcas (las temibles ballenas asesinas) hubiesen sido lasresponsables, sin duda las habrían localizado ya, al salir a respirar a la superficie. Tiburón y ballena se sintieron aterrados por igual ante el ruido ensordecedor. El tiburón giró en un viraje casi imposible, y Don estuvo a punto de salir despedido de su asiento cuando el piloto automático cambió el curso del Sub 5. Girando y maniobrando con una agilidad similar a la de cualquier otra criatura marina de sutamaño, el Sub 5 comenzó a aproximarse al tiburón; su cerebro electrónico seguía automáticamente el eco del sonar y dejaba así a Don en libertad para concentrarse en su armamento. Necesitaba aquella libertad; la operación siguiente sería difícil si no podía mantener el mismo rumbo durante al menos quince segundos. El asesino ejecutado intentaba arquear su cuerpo para liberarse así del dardoemponzoñado. Don había recuperado ya el proyectil, muy complacido de que estuviese intacto. Contempló con asombro y desapasionada piedad cómo se iba hundiendo el gran animal en su parálisis. Las ballenas estaban ya totalmente tranquilas, y una comprobación con el sonar le indicó que todo el banco había abandonado su aterrada fuga. Se preguntó si sabrían ya lo que había sucedido; se sabía ya mucho sobresus métodos de comunicación, pero se ignoraba aún mucho más. Aunque sólo le habían hecho esperar cinco minutos, Walter Franklin paseaba ya con impaciencia por la sala de recepción. Rápidamente examinó y menospreció las fotografías de las profundidades submarinas que colgaban de las paredes: luego se sentó un instante en el borde de la mesa, hojeando el montón de revistas, publicaciones e informesque siempre se acumulaban en tales lugares. Las revistas populares las había visto ya (en las últimas semanas no había hecho prácticamente más que leer) y pocas de las otras parecían interesantes. Don Burley no sentía nada de esto. Sólo sabía que la oficina del director no era el lugar adecuado para conocer a un nuevo colega, y antes de que Franklin se diese cuenta de lo que había sucedido sehallaba fuera del edificio, abriéndose paso entre los transeúntes que en mangas de camisa transitaban por la calle George, y entraba en un diminuto bar que había frente a la nueva oficina de correos. Don Burley esperó a que Franklin bebiera su primera cerveza y pidiese otra. Había un misterio en su nuevo alumno, y se proponía aclararlo lo más pronto posible. Aquello debía haberlo organizado algunaautoridad muy alta de la división, quizás algún capitoste del Secretariado Mundial. Resultaba difícil creer que pudiese llegar a recuperar el entusiasmo que le había llevado tan lejos por caminos que jamás volvería a recorrer. Cuando miraba a Don, que aún seguía hablando con la fluida lucidez de un hombre que conoce y ama su trabajo, Franklin sentía un súbito e inquietante sentido de culpa. ¿Erajusto apartar a Burley de su trabajo y convertirle, supiera él o no, en una mezcla de nodriza y parvulista? Si Franklin hubiese sabido que habían cruzado ya por el pensamiento de Burley ideas muy parecidas, su simpatía se habría apagado de golpe. La ciudad y la costa abrasada por el sol quedaron abajo mientras los motores a reacción les elevaban sin esfuerzo hacia el cielo. Franklin leía el periódicocon una feroz concentración que no engañó a Burley ni por un instante. Este decidió esperar un rato y ensayar otras pruebas más adelante, durante el vuelo. Los Montes Glasshouse (aquella especie de extraños colmillos. que brotaban de la erosionada llanura) pasaron rápidamente bajo ellos. Luego aparecieron los pequeños pueblos de la costa, por los que la riqueza de las inmensas tierras agrícolas...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • profundidad
  • Profundos
  • profundidad
  • profundo
  • Profundidad De Campo Y Profundidad De Foco
  • Entrevistas a profundidad
  • Entrevista a profundidad
  • Profundo articulo

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS