eutanasia

Páginas: 7 (1563 palabras) Publicado: 12 de noviembre de 2013
Aldair: Cuando recuperé el sentido, me di cuenta de inmediato que algo andaba muy mal. Mi cuerpo entero estaba totalmente paralizado y era recorrido por dolor y frío como jamás lo había sentido. Intenté también gritar y pedir ayuda pero todo fue inútil, algo entraba por mi boca y quemaba mi garganta a la vez que un horrible ruido lastimaba mis oídos. Pasaron varias horas en las que loúnico que ocupaba mi mente era una terrible desesperación. De la desesperación pasé al terror cuando algunos pensamientos lograron filtrarse a través del dolor a mi mente...
-¿dónde estoy? , -¿qué está pasando? -¡Estoy muerto! La mezcla de dolor, terror y estos pensamientos, ocasiona ron que perdiera el sentido.
Gracias a Dios porque ya no soportaba más. No se si pasaron horas o días para quevolviera en mi. Seguía inmóvil. El dolor había disminuido un poco, había una luz frente a mí, pero era soportable, ahora fui capaz de darme cuenta de que el terrible ruido era una especie de respiración forzada, profunda y fuerte... no era mi respiración, de eso estaba seguro.
La disminución del tormento físico abrió la puerta a otro tipo de sufrimiento: La confusión en mi mente y laurgente necesidad de respuestas. -¿estoy realmente muerto? -¿de quién es la respiración que escucho? -¿qué es esto que siento en mi boca que raspa mi garganta? Poco a poco fui recuperando recuerdos de que lo que pensaba era el día anterior; la fiesta, los tragos, la discusión con mi hermano Paul y la insistencia de Eduardo para que probara esa estúpida droga que le resultaba fascinante. Hermanoya deja de tomar por favor... ¿qué no ves que te estás matando? me gritaba Paul.
heriberto-¿Es eso lo que quieres?
Aldair: -No quiero matarme, lo que quiero es escapar.
Heriberto: Escapar de qué? ¡Estás loco!.
Aldair: -Si, estoy loco y tú no me entiendes...nadie me entiende... Llevé a mi boca el par de pastillas azules que acepté de Eduardo. Eso es lo último que recuerdo. -¡Ay Diosmío! Por fin lo logré, acabé con mi vida. ¡No puede ser!...
El sonido de una puerta que se abría interrumpió mis pensamientos, distinguí entonces, una voz femenina:
( ): -¡Pero qué ruido hace esta maquina! -comentó.
Doctor: -Es el único que tenemos, ya sabes cómo están las cosas aquí- le contentó un hombre.
( ): -¿cómo es posible que tengamos solo un aparatode respiración artificial?
Doctor: - Pues así es, y hay que hacer lo mejor que podemos con lo que tenemos.
( ): -Y a éste, ¿qué le paso?
Doctor: -¿Éste?... Este ya se jodió. Destápalo para que lo veas.
Aldair: Sentí como retiraban de mi rostro la sabana.
( ): -¿Esta consiente?-gritó con susto.
Doctor: -Que va, así lo trajeron, cuando llegó a urgencias dijeronque había tenido un accidente, estaba totalmente intoxicado pero aún consciente, repetía una y otra vez: “hermano, hermano, hermano; perdóname.” Después cayó en coma. -Aprovecha para cambiarle en suero- dijo el hombre-. Alguien tiene que regar las plantas.
Aldair: Los dos soltaron una carcajada y yo me quedé lleno de rabia y desesperación. Al día siguiente a la hora de cambiar el suero,entro una persona, pero por su voz puede distinguir que no era aquella mujer fría que acostumbraba cambiar el suero que me alimentaba. Se acercó a mi cama y se inclinó para verme.
Mitze: -Hola- me dijo.
Heriberto: -Hola- imaginé contestarle.
Mitze: -Pobrecito de ti, mira como estas.
Aldair: -Pues ya sabes cómo es la vida- seguía yo la conversación en mi mente.
Mitze: -No te preocupes,yo te voy a cuidar.
Aldair: -Muchas gracias- pensé. Sentí como cuidadosamente cambió el suero, arregló los cojines bajo mi cabeza y revisó que los aparatos a mí alrededor, funcionaran correctamente.
Mitze: -Hasta mañana- dijo, antes de salir.
Mitze: -Hasta mañana- imaginé contestarle.

Al día siguiente solo me encontraba con mis pensamientos, esperando la hora de que cambiaran el suero...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • Eutanasia
  • Eutanasia
  • Eutanasia
  • La eutanasia
  • eutanasia
  • la Eutanasia
  • eutanasia
  • La eutanasia

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS