LA CASA DE LOS SUEÑOS. CIRO, CIRO COLORIDO

Páginas: 3 (623 palabras) Publicado: 23 de julio de 2013
LA CASA DE LOS SUEÑOS
CAPITULO 5: “CIRO, CIRO COLORIDO”

En una ciudad cercana vivía Ciro, un quinceañero larguirucho y narigón. Su pasión eran los colores sea porque naciera como el arco iris,en una tarde de sol y de lluvia; o porque lo aprendiera de su abuela, una pintora famosa, lo cierto es que el muchacho podía hacer con los colores lo que a bien tuviere. Los vecinos sabían, porejemplo, que cuando el día amanecía pálido y frío, Ciro, casi únicamente con desearlo, podía volverlo de un amarillo cálido y luminoso o bien, que cuando sus amigos estaban tristes y aburridos, bastaba queél esparciera un extraño colorido a su alrededor para que ellos recuperaran su alborozo, a veces hasta demasía. Por eso las personas mayores, al ver pasar a Ciro, murmuraban la cabeza:-Hummm… Allá vaCiro… Ciro, Ciro colorido. Algunos lo miraban con recelo. Escépticos y malhumorados no toleraban su presencia, pero eran muy pocos. La mayoría, en cambio, sentía por el muchacho un gran aprecio tantoque hasta le perdonaban algunas travesurillas, como cuando la lluvia salpicaba de verdeagua las enaguas blancas de las muchachas. En cierta ocasión, visitó la ciudad un pianista algo sordo fuesuficiente que Circo salpicara las orejas del músico con algunos tonos violetazulados para que aquel, curado de pronto, le preguntara si era un santo o un hechicero. Tanto revuelo causó el episodio, que empezóa correr la noticia de que dentro de Ciro se escondía un santo. Suposición que al llegar a oídos de nuestro amigo casi lo deja bizco, del susto… Y es que la vida de los santos no le parecía muydivertida que digamos tanto se alarmó, que empezó a pensar que los había extraviado y la ciudad recuperó sosiego y los colores propios de cualquier pueblo pequeño de este planeta nada parecía alterar suritmo habitual. Pero cierto martes del mes de noviembre, cuando el sol no se había tendido aún sobre los tejados, los vecinos empezaron a percibir extraños sonidos que se acercaban todos se miraban...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • Caso Ciro Castillo
  • CIRA
  • Ciro
  • Ciro
  • cir
  • cira
  • Ciren
  • Ciro

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS