La Hoja Sarracena

Páginas: 509 (127026 palabras) Publicado: 24 de mayo de 2012
Annotation
El mundo rebosante del siglo XIII atestigua los brillantes colores de las banderas ondeando en el cielo por encima de las listas del torneo. Damiselas con sus largos cabellos, envueltos en las redes de la astucia, de hilo de oro, vestidos de seda aterciopelada y los nobles enjoyados ostentando las arrogantes insignias de sus casas nobles. ¡Esto es el mundo de los caballeros cruzados,cuya cota de malla y poderosas espadas proclamar que Dios quiere el Sacrificio de los cristianos y paganos por igual. La hoja sarracena es una guerra histórica, los ricos y poderosos contra los pobres y humildes. Se trata de una historia de cómo los nobles __ seguros en sus castillos y armaduras comete toda barbaridad imaginable en las masas oprimidas. Pero también es la historia de cómo Pietrodi Donati, el hijo de un herrero asesinado se convirtió en un caballero rico y se casa en una de las familias poderosas de Europa

Contents
Annotation Frank Yerby DEPOSITO LEGAL: B. 29592 — 1963 PRÓLOGO *** *** II JESI CAPITULO PRIMERO CAPITULO II CAPITULO III CAPITULO IV *** *** *** CAPITULO V CAPÍTULO VI CAPÍTULO VII *** *** CAPITULO VIII CAPÍTULO IX CAPITULO X *** *** *** CAPÍTULO XI ***CAPITULO XII *** *** CAPITULO XIII ***

FIN This file was created with BookDesigner program bookdesigner@the-ebook.org 22/10/2011

Frank Yerby La Hoja Sarracena
Título original: THE SARACEN BLADE Traducción del inglés por JUAN G. DE LUACES Primera edición: Octubre de 1952 Segunda edición: Enero de 1964

DEPOSITO LEGAL: B. 29592 — 1963 N.º REGISTRO 3343-52 PRINTED IN SPAIN
Talleres Gráficos«Dúplex». — Fontova, 6. — Barcelona «...Dissemi: Qui con piu di mille giaccio Qua entro e lo secondo Federico...» Dante Alighieri: «El Infierno», Canto X.

PRÓLOGO I HELLEMARK
Desde donde se hallaban, podían divisar el castillo. Tras él se agolpaban las nubes; y cuando las primeras luces de la aurora asomaron por el Adriático, quedaron iluminadas aquellas nubes. Podían así distinguirse lastorres y los alminares, negros todavía, pero ya recortándose un tanto sobre la oscuridad que tras ellos persistía. La claridad, muy pálida al principio, comenzó a colorearse y el castillo de Hellemark apareció gris sobre las nubes purpúreas, iluminándose más, minuto tras minuto, mientras el pequeño grupo lo miraba. Al final, las piedras del edificio revelaron un tono gris amarillento cuando el solasomó. —Vamos —dijo Donati. María no se movió ni le respondió. Y él alternaba sus miradas entre ella y sus padres. Porque éstos le parecían muy viejos y muy sucios. El día anterior aquello no hubiera significado nada para Donati, pero después sentíase consciente de ello, porque aquella madrugada se había bañado por segunda vez en toda su vida. Al fin y al cabo, la ocasión lo merecía. Casarse eracosa que muchos hombres no harían más que una vez. Y lo que Donati iba a realizar aquella mañana era aun más importante que el casamiento en sí, porque, a menos que el barón aprobase su matrimonio, Donati no podría casarse. Recordó lo que le había dicho el barón Rodolfo, y el pensar en ello le hizo enrojecer hasta las orejas. -¡Por Dios —había vociferado el barón— que no permitiré que al mejorarmero del imperio lo arruine ninguna moza de taberna! ¡Ea, preséntame a esa mozuela y luego veremos...! Tales palabras hacían referencia a María. Un amasijo de músculos se formó en la mandíbula de Donati. Hizo un movimiento. María le estrechó suavemente la mano. —Todo saldrá bien, Donati —le dijo—. No me siento asustada. Donati la asió del brazo y los cuatro iniciaron la subida del escabroso senderoque conducía al castillo. Los viejos avanzaban muy lentamente. Donati ignoraba la edad de los padres de María, pero conjeturaba que debían de ser más que cuarentones. Así que necesitaba casarse pronto con la joven, porque sus padres no vivirían muchos años y tan linda muchacha necesitaría tener quien la protegiese... Habíanle contado una vez que cierto vasallo de un feudo vecino había alcanzado...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • La hoja
  • Hojas
  • hojas
  • Hojas
  • Hoja
  • hojas
  • hojas
  • hoja

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS