La Miseria Humana

Páginas: 8 (1812 palabras) Publicado: 25 de junio de 2013
Por qué te quejas, Margarita,
Por qué tanta confusión?
Eres tan inteligente!
Que no entiendo, en tu vida, tanta equivocación!


SACANDO ESPINAS

La escala era muy empinada, todo era silencio, bajaba cada peldaño con sumo cuidado, atenta a cualquier sonido o movimiento, de pronto, al final de la escala, un cuarto vacío y en un rincón, me encontré con su mirada, tenía unos ojitosgrandes, curiosos, asustadizos, me miraba con desconfianza, pero no me rehuía, al contrario, diría que hacía mucho me estaba esperando.

La reconocí de inmediato, todo lo que llevaba puesto me era muy familiar, un vestidito de colores claros, regalo de una amiga a la que le había quedado chico, unos zapatos negros muy usados, su pelo húmedo recién peinado, no llevaba ninguno de los adornos quegeneralmente usan las niñitas, ni trabitas en el pelo, ni medallitas, ni crema en su piel. Era solo ella, su vestido, su calzado y ese peinado que me hablaba de su esfuerzo solitario por lucir bien.

Me acerqué despacito, extendiendo mis manos en silencio, ella no dio ni un paso, sin hacer el mas mínimo movimiento, se dejó abrazar. Apoyó su cabeza en mi hombro y sentí que lloraba en silencio, como sino quisiera molestarme ni con el ruido de su respiración entrecortada por el llanto. O quizás pensaba que no tenía derecho a llorar, quién era ella, para mortificarme con sus tristezas?

En ese instante toda su vida paso por mi mente, como si en ese abrazo se hubiesen fundido nuestras almas. No pude evitar llorar, hacía mucho que no sentía ese tremendo dolor que me causaba el nudo en lagarganta, producto de mil angustias no gritadas.

Nos fundimos en un largo y apretado abrazo, la acaricié dulcemente, sin decir palabra, le dije que era hermosa, que era una niñita muy valiente, que muchos la querían, que nunca mas le harían daño, que era una princesa, la mas linda de todas, la peiné, adorné su cabellera con mil fantasías, lustré sus zapatitos negros, puse aromáticas cremas en sufresca piel trigueña.

Me adentré en sus grandes y hermosos ojos, que como mágicos espejos reflejaban atropelladamente mil pasajes oscuros de una inocente y frágil vida, sin voluntad propia.
En doloroso silencio, como quien ve un programa de las miserias urbanas, fui recorriendo con ella cada una de sus tristezas. Revisadas una por una, íbamos perdonando y olvidando, arrancándolasdefinitivamente de la memoria, limpiando esa zona en donde se guardan los recuerdos, dejando espacio solamente para lo lindo, para todas esas experiencias que la ayudaron a sobrevivir con carita de niña feliz.

Habían ensuciado su ilusión, jugaron con ella hombres grandes, rudos, hediondos, cínicos.. Ella permanecía muda, no conocía el derecho a defenderse, y jamás se le hubiese ocurrido dejarlos aldescubierto, porque nadie le había dicho que su cuerpo era sagrado, mas bien pensaba que la tomaban en cuenta, que esto la hacía ser querida, aceptada, importante, existente.

Creció con dolorosos secretos, algo andaba mal, ella lo intuía, pero también pensaba que todas las niñas como ella vivían de la misma forma porque, simplemente, así era la vida. Y es que todos, excepto por estos secretosmomentos, eran hombres amables, queridos y respetados.



Me apretó muy fuerte, aumentaron sus lágrimas, me miró con tristeza, como preguntándome dónde estaba cuando me necesitó. Respondí en silencio, lloré su recuerdo amargo.

Un día, ya hecha una mujer, fue a ver al abuelo que estaba agonizando, lo vio flaco como una calavera, en donde resaltaban sus grandes y firmes dientes blancos, sus ojosclaros y sus manos ásperas, trataba de decirle algo que ella no logró comprender, quizás quería pedirle perdón, ella , en silencio, trataba de darle comida en la boca, sufría como un animal, ella lo miraba sin reproches, pero con su gesto, con su mirada, con su silencio, devolvió cada una de las monedas que le había dejado debajo de la almohada, se retiró sabiendo que nunca mas le vería. Ya no...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • La miseria humana
  • La gran miseria humana
  • LA GRAN MISERIA HUMANA
  • “De las miserias humanas”
  • Ensayo La miseria humana
  • Expresión "Miserias Humanas" De Platón
  • miseria.
  • Miseria

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS