La paz perpetua kant

Páginas: 22 (5313 palabras) Publicado: 25 de enero de 2016
Redalyc
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal

Kant, Emanuel
La paz perpetua
Revista de Estudios Sociales, Núm. 2, diciembre-sin mes, 1998
Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo
Colombia
Disponible en: http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=81511299028

Revista de Estudios Sociales
ISSN (Versiónimpresa): 0123-885X
res@uniandes.edu.co
Centro de Investigación en Alimentación y
Desarrollo
Colombia

¿Cómo citar?

Número completo

Más información del artículo

Página de la revista

www.redalyc.org
Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto

L a paz perpetua
Emanuel Kant*

Sección Primera
Artículos preliminares de una paz perpetua entre losestados
No debe considerarse como válido un tratado de paz que se haya

A l a paz perpetua
Esta inscripción satírica que un hostelero holandés había
puesto en la muestra de su casa, debajo de una pintura que
representaba un cementerio, ¿estaba dedicada a todos los
"hombres" en general, o especialmente a los gobernantes,
nunca hartos de guerra, o bien quizá sólo a los filósofos,
entretenidos en soñar eldulce sueño de la paz? Quédese sin
respuesta la pregunta. Pero el autor de estas líneas hace
constar que, puesto que el político práctico acostumbra
desdeñar, orgulloso, al teórico, considerándole como un
pedante inofensivo, cuyas ideas, desprovistas de toda realidad,
no pueden ser peligrosas para el Estado, que debe regirse por
principios fundados en la experiencia; puesto que el

ajustado con lareserva mental de ciertos motivos capaces de
provocar en el porvenir otra guerra.
En efecto: semejante tratado sería un simple armisticio,
una interrupción de las hostilidades, nunca una verdadera
"paz", la cual significa el término de toda hostilidad; añadirle
el epíteto de "perpetua" sería ya un sospechoso pleonasmo. El
tratado de paz aniquila y borra por completo las causas
existentes defutura guerra posible, aun cuando los que
negocian la paz no las vislumbren ni sospechen en el
momento de las negociaciones; aniquila incluso aquéllas que
puedan luego descubrirse por medio de hábiles y penetrantes
inquisiciones en los documentos archivados. [...]
Ningún Estado independiente -pequeño o grande, lo mismo

gobernante, "hombre experimentado", deja al teórico jugar su

da- podrá seradquirido por otro Estado mediante herencia,

juego, sin preocuparse de él, cuando ocurra entre ambos un

cambio, compra o donación...

disentimiento deberá el gobernante ser consecuente y no
temer que sean peligrosas para el Estado unas opiniones que
el teórico se ha atrevido a concebir, valgan lo que valieren.
Sirva, pues, esta "cláusula salvatoria" de precaución que el
autor de estas líneas tomaexpresamente, en la mejor forma,
contra toda interpretación malévola.

Un Estado no es -como lo es, por ejemplo, el "suelo" que
ocupa- un haber, un patrimonio. Es una sociedad de hombres
sobre la cual nadie, sino ella misma, puede mandar y
disponer. Es un tronco con raíces propias; por consiguiente,
incorporarlo a otro Estado, injertándolo, por decirlo así, en él,
vale tanto como anular su existenciade persona moral y hacer
de esta persona una cosa. [...]
Ningún Estado debe inmiscuirse por la fuerza en la
constitución y gobierno de otro Estado.
¿Con qué derecho lo haría? ¿Acaso fundándose en el
escándalo y mal ejemplo que un Estado da a los súbditos de
otro Estado? Pero, para éstos, el espectáculo de los grandes
males que un pueblo se ocasiona a sí mismo por vivir en el
desprecio de la ley esmás bien útil como advertencia
ejemplar; además, en general, el mal ejemplo que una
persona libre da a otra -scandalum acceptum- no implica
lesión alguna de esta última. Sin embargo, no es ésto
aplicable al caso de que un Estado, a consecuencia de
interiores disensiones, se divida en dos partes, cada una de las
cuales represente un Estado particular, con la pretensión de
ser el todo; porque...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • Inmanuel Kant, La paz perpetua
  • Immanuel kant. la paz perpetua.
  • La paz perpetua emmanuel kant
  • La Paz Perpetua De Kant
  • Kant y la paz perpetua
  • La paz perpetua de kant
  • Kant y La Paz Perpetua
  • Taller Kant Paz Perpetua 1

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS