LECTURAS de la asinatura humanidades musica

Páginas: 37 (9194 palabras) Publicado: 7 de septiembre de 2015
Cuentosinfin
Biblioteca de cuentos y relatos
Skip to content
Tú eres el hombre
Autor: Edgar Allan Poe
Yo haré el papel de Edipo en el enigma de Rattleborough. Explicaré a
ustedes —como solamente yo puedo hacerlo— el secreto mecanismo
que produjo el milagro de Rattleborough, el único, el verdadero, el
admitido, el indiscutible, el indisputable milagro que acabó
definitivamente con la infidelidadde los rattleburguenses y devolvió a
la ortodoxia de los abuelos a todos los pecadores que se habían
atrevido
a
mostrarse
escépticos.
Este suceso —que lamentaría mucho exponer en un tono de
inadecuada ligereza— tuvo lugar durante el verano de 18… Mr.
Barnabas Shuttleworthy, uno de los vecinos más ricos y respetables
del pueblo, había desaparecido días atrás bajo circunstancias que
llevaban asospechar las más funestas consecuencias. Había salido
de Rattleborough un sábado muy temprano, a caballo, con la
manifiesta intención de trasladarse a la ciudad de N…, a unas quince
millas, y volver aquella misma noche. Empero, dos horas después su
caballo volvió sin él y sin los sacos que al partir llevaba en la montura.
El animal estaba herido y cubierto de barro. Aquellas circunstancias,
como esnatural, alarmaron mucho a los amigos del desaparecido; y
cuando el domingo por la mañana se supo que no había vuelto, el
pueblo se levantó en masa para ir a buscar su cadáver.
El primero y más enérgico organizador de esta búsqueda era un
amigo íntimo de Mr. Shuttleworthy, llamado Mr. Charles Goodfellow,
o, como todo el mundo le decía, «Charley Goodfellow» o «el viejo
Charley Goodfellow». Ahora bien,si se trata de una maravillosa
coincidencia o si el nombre tiene un efecto imperceptible sobre el
carácter, es cosa que no he podido verificar jamás; pero existe el
hecho incuestionable de que jamás ha existido un hombre llamado
Charles que no fuera un individuo recto, varonil, honesto, bondadoso

y franco, dueño de una voz profunda y clara, agradable de escuchar,
y unos ojos que miran a lacara, como diciendo: «Tengo la conciencia
tranquila, no temo a nadie, y jamás sería capaz de una acción
mezquina». Y así ocurre que todos los generosos, negligentes
«actores de carácter» se llaman con toda seguridad Charles.
Pues bien, aunque sólo llevaba unos seis meses en Rattleborough y
nadie tenía noticias sobre él antes de que llegara para instalarse
entre nosotros, el «viejo Charley Goodfellow»no había hallado la
menor dificultad para hacerse amigo de toda la gente respetable del
pueblo. Ni un solo vecino hubiera dudado un momento de su palabra,
y, en cuanto a las damas, hacían cuanto estaba en su poder para
congraciarse con él. Y esto provenía del hecho de llamarse Charles y
de ser, por tanto, dueño de uno de esos rostros sinceros que
proverbialmente constituyen «la mejor carta derecomendación».
He dicho ya que Mr. Shuttleworthy era uno de los hombres más
respetables y, sin duda, el más rico de Rattleborough, y que el «viejo
Charley Goodfellow» había intimado con él al punto de que parecía
su hermano. Ambos caballeros eran vecinos, y aunque Mr.
Shuttleworthy visitaba rara vez —si es que lo hizo alguna— al «viejo
Charley», y jamás se supo que comiera en su casa, ello noimpedía
que ambos amigos estuvieran muchísimo juntos como ya lo he dicho;
en efecto, el «viejo Charley» no dejaba pasar un día sin entrar tres o
cuatro veces a ver cómo estaba su vecino, y muchas veces se
quedaba a tomar el desayuno o el té, y casi siempre a cenar. En
estas últimas ocasiones hubiera sido difícil saber cuánta cantidad de
vino se tomaban los dos camaradas de una sola vez. La bebida
favoritadel «viejo Charley» era el Chateau Margaux, y a Mr.
Shuttleworthy parecía agradarle ver cómo su amigo se tomaba botella
tras botella. Tanto es así que un día, cuando el vino había despertado
el ingenio de ambos, aquél dijo a su compañero, dándole una
palmada
en
la
espalda:
—Te diré una cosa «viejo Charley», y es que eres el mejor
compañero que haya encontrado desde que nací. Y, puesto que te...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • lectura humanidades
  • La musica y el ser humano
  • El cuerpo humano en el área de música
  • la musica pasos en la humanidad
  • La música en el ser humano
  • Efectos de la musica en el cerebro humano
  • “Efectos de la musica en el ser humano”
  • Los efectos de la musica en el ser humano

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS