Muñeco By Sarae

Páginas: 280 (69853 palabras) Publicado: 7 de octubre de 2011
Muñeco. Primera Temporada By Sarae..

Introducción

By Tom

28 de Septiembre, una y media de la tarde, Stuttgart. Mi regreso a casa después de una noche desenfrenada en el local de Black no fue muy agradable. Estaba medio borracho, más bien resacoso después de dos horas en el baño más pestilente y andrajoso que pudiera encontrar a veinte kilómetros a la redonda. Me había quedado sincondones y el mareo se me pasó de golpe después de la fuerte paliza que había tenido que propinar al mismísimo Black para que se olvidara del asunto de tirarme a su novia. No tenía la culpa de que tuviera una puta por novia que se vendía por veinte euros, al igual que tampoco tenía la culpa de que a mí me lo dejara gratis.
Tenía pensado tirarme en la cama y dormir hasta las tres de la tarde del díasiguiente cuando me encontré con un obstáculo de lo más inoportuno. Mi padre había cambiado la cerradura de la puerta y mis llaves no podían abrirla. Golpeé la puerta con el puño cerrado varias veces y me separé de ella cuando escuché la voz clara de mi padre al otro lado. 
-Es por tu bien, Tom. 
Estuve a punto de tirar la puerta abajo a base de patadas y puñetazos, gritando que me abriera, que encuanto entrara, le metería una paliza, lo mataría, pero no me abrió. Si no fuera porque las ventanas estaban cubiertas por barrotes, hubiera trepado hasta mi cuarto y lo hubiera echado a él mismo de una patada en el culo, pero era imposible atravesar los barrotes. Imposible forzar la cerradura estando los cerrojos echados. 
Le di una patada a la puerta y fui hacía mi coche, al cual quería muchomás que a cualquier ser vivo que me rodeara. Nadie había trabajado más que yo para conseguirlo, ni siquiera mi viejo en toda su vida. Cierto que una gran parte del dinero lo había conseguido en apuestas sobre, si tumbo a este, me daréis veinte euros, si te salvo de aquel, me tendrás que dar cincuenta euros, no prenderé fuego a tu coche, pero a cambio me darás cien euros, no te mataré si a cambio medas doscientos. 
La Ley de la Calle. En realidad, mi Ley. 
Mi Calle, mis leyes. Mi ciudad, mi dictadura. Mis muñecos, mi juego.
Mi ropa, mi guitarra, mis gorras, mis pertenencias, en el maletero del coche. Mi padre me había echado de casa como un perro. 
Sabía lo que quería, joder, sí. Incluso me había actualizado el GPS del coche con el mapa de Hamburgo y sus alrededores. Me había dejado unanota pegada al volante, seguramente pidiéndome perdón y rogándome que lo entendiera. No lo sé, no la leí. La hice trizas y tiré los trocitos de papel frente a la puerta, escupiendo encima. 
En ese momento, Guetti se me acercó medio arrastrándose, con la cola amputada entre las piernas soltando aullidos lastimeros. 
-¡Espero que se la dejes a Andreas, maldito hijo de puta! – le grité a mi padredesde fuera, caminando hacía el coche y metiéndome dentro de un humor de perros, encendiendo un cigarrillo y llevándomelo a los labios, arrancando el coche.
Era absurdo. Llegar a esos extremos por mí integridad social, por mi extremista comportamiento, por mi vida delictiva. ¿A quien le importaba que fuera por la calle con la actitud y las ganas de tirarme a la cabeza de cualquiera que se mepusiera por delante? ¿A quien le importaba cuanto alcohol consumiera o cuanto tabaco fumara o, incluso, si llegaba a drogarme? ¿A quien le importaba cuantas veces follaba al día? ¿A quien le importaba si utilizaba condones o no? ¿A quien le importaba que pegara palizas a los débiles, que me metiera en peleas callejeras, robara coches, rompiera cosas, hiciera grafitis o prendiera fuego a algo? Era undelincuente, eso nadie lo negaba pero ¿Y qué? ¿A quien le importaba? ¿A mi padre? Por mucho que se hiciera la víctima, no le importaba, no desde luego. ¿A mí madre? ¿Aquella tía que no había vuelto a ver desde los cuatro años? ¿La que se desentendió de mí? ¿Qué le importaba yo a ella como para ahora, querer encargarse de un marginado social como yo? ¿Por qué los dos después de no hablarse durante...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • Saraa
  • Saraa
  • Saraa
  • saraa
  • By Me
  • muñeca
  • Muñeca
  • muñecos

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS