Prohibido Suicidarse en Primavera reducida

Páginas: 27 (6631 palabras) Publicado: 15 de enero de 2016
Prohibido Suicidarse en Primavera.
Alejandro Casona.

Personajes:

Doctor Roda
Chole
Fernando
Juan

PRIMER ACTO:
En el Hogar del Suicida, sanatorio de almas del Doctor Ariel. Vestíbulo como de hotel de montaña. Todo es aquí extraño, sugeridor y confortable. En las paredes, bien visibles, óleos de suicidas famosos reproduciendo escenas de su muerte: Sócrates, Séneca, Cleopatra. Sobre un arco losversos de Santa Teresa:

“Ven muerte tan escondida
Que no te sienta venir,
Porque el placer de morir
No me vuelva a dar la vida”.

Amplia verja al fondo, sobre un claro jardín de sauces y rosales. El jardín tiene un lago y un fondo lejano de cielo azul y montañas nevadas. En ángulo a la derecha se observa una galería oscura, con una inscripción que dice: “Galería del Silencio” y en frente otrasemejante, pero clara: “Jardín de la Meditación”.

(Afuera estalla la alegre risa de una mujer. Entra corriendo Chole: una juventud impetuosa y sana. Asomada a la verja, llama con el grito jubiloso de los montañeros)

CHOLE: ¡Oh oh! (Penetra en escena. Mira agradablemente sorprendida alrededor y vuelve a llamar hacia el exterior) ¡Oh oh! (Contesta fuera la voz de Fernando)

VOZ: ¡Oh oh! (EntraFernando, joven también, alegre y decidido como ella. Traje de viaje, equipaje de mano, cámara fotográfica)

FERNANDO: ¿Tierra firme?

CHOLE: ¡Y qué tierra! Montañas con sol y nieve, un lago, un hotel confortable ¡y nosotros! Mira qué nombres tan bonitos… “Galería del Silencio… “Jardín de la Meditación”… Y en el parque, ¿has visto? “Sauce de los Enamorados”, con cuerdas colgadas para los columpios.Dame las gracias ahora mismo Fernando.

FERNANDO: Gracias Chole… ¡Qué aspecto extraño tiene todo esto!

CHOLE: ¡Encantador!

FERNANDO: Encantador, pero extraño. Seguramente uno de esos paradores de turismo para extranjeros y enamorados.

CHOLE: Lo que nos hacía falta. ¡Ay, qué vacaciones Fernando! ¿Ves? Siempre deberías dejarme conducir a mí. Te olvidas de los mapas, te metes por las carreteras queno va nadie, cierras los ojos en los cruces apretando el acelerador… y siempre llegas a algún sitio inesperado y maravilloso. La primera vez que me dejaste el volante descubrimos unas ruinas góticas ¿te acuerdas? La segunda…

FERNANDO: La segunda chocamos contra un castaño de Indias.

CHOLE: Pero lo único que se destrozó fue el carro. ¿Y aquella cabaña de pescadores donde nos ayudaron? Tenías unacara de espanto, que nunca te la había visto ¿Dónde fue?

FERNANDO: Era una playa, pero no me acuerdo cuál.

CHOLE: Y esta vez me dijiste: tenemos una semana de vacaciones en el periódico, vámonos a disfrutar nuestro amor en cualquier rincón tranquilo y feliz. Y aquí lo tienes.

FERNANDO: Decididamente, ¿nos quedamos aquí?

CHOLE: ¿Y dónde más? No podríamos seguir aunque quisiéramos. Todo ha sidopredestinado en este viaje. Tomé esta carretera que no figuraba en la guía, justo al llegar se nos acabó la gasolina y en cuanto nos bajamos, apareció una golondrina. ¡Es un buen augurio!

FERNANDO: Pues que así sea. Pero ¿es que no hay nadie en este hotel? (Llamando a gritos hacia un lado) ¡Oh oh! (Pausa)

CHOLE: (Hacia el otro lado) ¡Oh oh! (pausa)

FERNANDO: Nadie.

CHOLE: Mejor. ¡La montaña ynosotros! ¿Qué más nos hace falta? (Solemne) En nombre de España tomamos posesión de esta isla desierta. ¡Hurra, capitán!

FERNANDO: ¡Hurra, timonel!

CHOLE: (Abriendo los brazos) ¿Cómo le llamaremos a este rincón feliz?

FERNANDO: Cómo le llamamos a todos los rincones de la tierra donde estamos tú y yo.

AMBOS: ¡El paraíso! (Se besan, riendo dichosos de amor y juventud)

CHOLE: (Se queda mirandolos cuadros, extrañada) Mira… “Sócrates. Siglo quinto de Grecia. Cicuta”. “Séneca. Siglo primero de Roma. Sangría”. (Comenzando a inquietarse) ¿Y aquí? (Lee) “Ven muerte tan escondida, que no te sienta venir, porque el placer de morir, no me vuelva a dar la vida”. Santa Teresa. (Se miran desconcertados)

FERNANDO: ¡Nos metimos en un convento!

CHOLE: ¡Un convento! No me digas… El claustro y sus...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • Prohibido suicidarse en primavera
  • prohibido suicidarse en primavera
  • Prohibido suicidarse en primavera
  • Prohibido suicidarse en primavera
  • añexo prohibido suicidarse en primavera
  • PROHIBIDO SUICIDARSE EN PRIMAVERA
  • Prohibido Suicidarse En Primavera
  • Prohibido suicidarse en primavera

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS