Ram Dass And The Monkey

Páginas: 6 (1263 palabras) Publicado: 26 de enero de 2016
RAM DASS AND THE MONKEY
En un magnífico atardecer, Sara corrió al altillo para abrir su ventana y gozar del espléndido espectáculo. Lo hacía cada vez que la calle se inundaba de un resplandor encantado y cobraba relieves maravillosos, pese a sus rejas y a sus raquíticos árboles. Desde las ventanas
de la cocina del colegio era imposible apreciar el deslumbrante panorama..
Ya en el altillo sesubió en la vieja mesa y sacó la cabeza y el cuerpo por el tragaluz. Exhaló un hondo suspiro y miró a su alrededor. Es una maravilla -dijo Sara para sí-. Casi me invade el miedo, como si algo insólito fuese a suceder de pronto. De repente, a pocos metros de distancia oyó un ruido inesperado pues sonaba como un chillido extraño y debía provenir de la ventanita del desván vecino. Sara supuso que alguienhabía salido también a admirar la puesta del sol. De pronto, se asomaron una cabeza y un torso por la ventana. No era la cabeza ni el torso de una niña o una criada. Era un nativo de la India. Un sirviente hindú, un láscar, se dijo Sara enseguida. El chillido que había escuchado era de un pequeño monito que el hombre llevaba en sus brazos, como si lo quisiese mucho, que se estrechaba contra supecho.
Cuando Sara lo miró, él ya tenía puestos sus ojos en ella. A la niña le pareció que no era feliz En la expresión del rostro del hombre se notaba algo así como una fuerte nostalgia por su patria lejana. Al verlo, pensó que el hindú había ido a la ventana para mirar el sol. Al cruzarse sus miradas, Sara le sonrió francamente, Toda su expresión cambió, y al contestarle con una sonrisa encendidouna luz en sus grandes ojos. Le recordaba sus días tan felices de la India.
Cuando el láscar se iba a retirar de la ventana, se despidió de Sara con una reverencia como las que le hacían sus criados en la India.
Tal vez por saludarla, su mono y el pícaro animalito saltó alegre por el tejado y, por sobre el hombro de Sara, entró en su habitación brincando de un rincón a otro. La niña no sabía sipodría atraparlo, o si saltaría y se perdería por los tejados.
-¿Dejará que lo atrape? -preguntó la niña
Sara nunca había visto tanta sorpresa y gratitud como la que expresó el sirviente al oír que se dirigía a él en su propio idioma. Se llamaba Ram Dass, y era sirviente del caballero venido de la India.El sirviente se deslizó por la ventana del altillo y caminó con delicadeza por el tejadoaatrapar al animalito y de repente saltó al hombro de Ram Dass y se aferró a su cuello.
El hombre echó una rápida mirada a la habitación sombría, y simulando no haber visto tanta pobreza. Le dijo que el mono era travieso, pero que no era malo, agradeció profundamente a la niña y se marchó como había llegado.
sara Conocía los planes que tenía la señorita Minchin acerca de su futuro.
La señorita Minchinsabían bien que el interés de Sara por el estudio al proporcionarle libros, los devoraría hasta aprendérselos de memoria. Se podía confiar en que dentro de algunos años la niña estaría en óptimas condiciones para desempeñarse con éxito como maestra.
-Venga lo que venga -dijo, hablando a solas-, hay algo que no puede alterarse. Por más harapos y jirones que vista, en mi interior puedo seguir siendouna princesa.La mañana siguiente al encuentro con Ram Dass y su monito, Sara se encontraba en la clase con sus pequeñas discípulas. Concluidas las lecciones, estaba entregada a la tarea de guardar
los textos de francés. La señorita Michin No podía soportarla, y como se hallaba cerca, desahogó su encono dándole un bofetón pero al cabo, sin poderlo evitar, se echó a reír.
¡De qué te ríes, tú, niñaatrevida exclamó la señorita Minchin.
-Estaba pensando... -contestó.
-Pídeme perdón inmediatamente -gritó muy airada la señorita Minchin.
-Le pido perdón por haberme reído,
-¿Qué es lo que estás pensando? ¿Cómo te atreves a hacer tal cosa? ¡Explícate enseguida!
-Estaba pensando -respondió con gentil altivez- que usted no sabe lo que hace.
-Excúseme por haberme reído, si fui descortés -dijo, y...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • Me And My Monkey
  • The old man and the sea
  • The ant and the grasshopper
  • The west and the rest
  • The Lamb And The Tiger
  • The Nightingale And The Rose
  • The Drugs And Their Consequences
  • The Old Man And The Sea

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS