relato

Páginas: 15 (3724 palabras) Publicado: 20 de enero de 2016
Capítulo l

Cuando era una niña, mi padre me insultaba, me decía que era una niña con problemas, yo no entendía el motivo, o tal vez sí, quizás era dar vida a una hija no deseada, destrocé la vida de mi padre y la de mi madre quien murió cuando nací. Su indiferencia hacia mi crecía cada día más, hasta que en un momento dado, no aguantó mi presencia en su vida y me encerró en una pequeñahabitación de la casa, quizás para no verme mas y para olvidarse de mi existencia. Mi única compañía era mi muñeca de trapo llamada Wendy. Los minutos se hicieron horas y los días, meses. Yo sabía que mi padre nunca regresaría.
Cierto día me levanté. No sabía cuánto tiempo había pasado, sólo recordaba el dolor, el eco de mis gritos mientras me retorcía como un gusano. Mi sangre era cemento fresco quecorría por mis venas, más espesa cada vez. Sentía que se endurecía, que me dejaría tiesa, como una estatua con los ojos abiertos y las manos enroscadas¨.
Volví al suelo de inmediato, mi tobillo derecho comenzó a punzarme. No grité porque mi cabeza no aguantaría más chillidos. Estaba descalza, embarrada de polvo y algunas sustancias que se habían secado. Vi una herida. Era la mordida de una ratagigante, sin duda alguna. Dejé caer mi pie como si la rata siguiera mordiéndome y empecé a mover los dedos de las manos, como si estuviera tocando un piano invisible a toda velocidad. Mi respiración no tardó en seguir el mismo compás. Volteé a todos lados. El cuarto parecía haber crecido en los últimos segundos y después se detuvo. El polvo se quedó en el aire. Agité la mano y el polvo desapareció.Dejé escapar un gemido, pensando en la posibilidad de que alguien estuviera allí, pero no había nadie para ayudarme. Cerré los ojos y recé en voz baja pero mis rezos fueron inútiles y mi pecho tembló antes de que pudiera empezar a llorar.
¿Dónde estoy? – me pregunté, y mi voz sonó como la de una niña chiquita y aterrorizada. Me tapé la cara con las manos sucias para seguir llorando pero me dicuenta que había un olor extraño, como putrefacto. ¿Era mi sangre? me pregunté. - Me voy a morir- sollocé. Las yemas de mis dedos sentían cada piedra diminuta, cada gota de sangre coagulada. Mientras me tocaba, hallé costras en mis rodillas, seguí subiendo por los muslos desnudos hasta topar con mi vagina. No podía mover mis piernas. Me pregunté varias veces cuanto tiempo había pasado allí encerrada,quizás 3 o 5 año tal vez, lo cierto es que ya no era la misma, mi cuerpo había cambiado, sentía mis pechos más grandes, en mis manos tenía unas extrañas uñas que parecían garras y mis piernas estaban más largas, ya no era una niña. Pero no podía llegar a nada, no había visto mi rostro por mucho tiempo. Comencé a llorar de nuevo, no sabía en realidad que estaba pasando, no recordaba nada, solo veíaanimales a mi alrededor, tiesos, inmóviles. ¿Eso fue lo que comí todo este tiempo? No lo podía creer. De repente el cuarto comenzó a dar vueltas, eran mis enormes ganas de vomitar. Solo quería que alguien, pudiera encontrarme. Pero... si estoy encerrada en esta habitación oscura como la noche. La puerta no lograba verla. ¿Será que estoy muerta? no sabía que pensar.
Mi muñeca Wendy era mi únicacompañía, estaba tirada, sucia, sola en un rincón de esa habitación tan escalofriante, rodeada de ratas, ella me pedía que la ayudara, que necesitaba estar a mi lado, pero yo no podía moverme a buscarla, mis piernas no las sentía, solo quería despertar de esa horrible pesadilla. Pasaron horas y yo sólo miraba las goteras que se expandían en el techo mientras inundaban el suelo, tenía tanto frío quesentía que mi sangre estaba helada. De repente comencé a oír voces, eran una voces extrañas, una de esas voces era la de una niña cantando, era una voz tierna, que venía detrás de esa puerta oscura. Intenté gritar para que me ayudaran pero mi voz no salía, entonces intente hacer ruido, pero nada sucedía. La voz de la niña se fue alejando y alejando cada vez más. Pasaron días desde que había...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • relato
  • relatividad
  • Relato
  • relato
  • la relatividad
  • Relato
  • Relatividad
  • Relat

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS