Un serm n que no necesita el Pueblo de Dios

Páginas: 7 (1602 palabras) Publicado: 7 de septiembre de 2015

Un sermón que no necesita el Pueblo de Dios ("Apóstol" Raúl Vargas, Oasis, 12 julio 2009)

Ayer, domingo 12 de julio, el "apóstol" Raúl Vargas predicó un vehemente sermón sobre el amor y la misericordia, todo como condena y prohibición del derecho de crítica. Parecería que sólo él y los demás "apóstoles" tienen derecho de criticar a otros cuando ellos quieren, hasta con maldiciones. Eso no esexactamente misericordia.

Con textos escogidos muy tendenciosamente para sus intereses, y con una exégesis a veces dudosa, el "apóstol" fulminó contra la gente crítica e implícitamente los amenazó de maldición divina. Repetidas veces contrapuso "la critica" contra la misericordia, que parecía entender como pasividad (orar pero no hablar ni actuar). Repetidas veces también denunció "la crítica"como tal, como un mal en sí. Concluyó su sermón con una aplicación muy dogmática y parcializada de San Mateo 7:1, sin tomar en cuenta para nada el contexto (el legalismo y la hipocresía de los fariseos, etc) y sin interpretación seria del pasaje. Frente al "no juzguéis" de dicho texto, el "apóstol" no supo tomar en cuenta toda una cadena de textos que mandan "juzgad" (véase mi intervención anterior,"Se necesita: exégesis. ¡Todos debemos ser más crítico"!).

Pareció un esfuerzo desesperado para mantener su control sobre el pensamiento de sus feligreses.

En ningún momento, por supuesto, el "apóstol" intentó defender bíblicamente su título de "apóstol" ni tampoco la mal-llamada teología de la prosperidad. Eso ha sido fundamental en todo este debate y fue muy importante en los programas delCanal 7. ¿Será que el "apóstol" reconoce que no lo puede fundamentar?

Ayer el "apóstol" predicó un sermón que para nada necesita el pueblo evangélico, que ya de por sí es demasiado sumiso a sus líderes (ver "No toques al ungido de Dios", 12 agosto 2007). Precisamente por esa endémica docilidad abundan tantas aberraciones en nuestro medio.

El sermón que necesita el pueblo evangélico costarricense,sería exactamente lo contrario del sermón que predicó el "apóstol" ayer. La iglesia costarricense necesita urgentemente un llamado a la exégesis y al discernimiento crítico, no de la ciega sumisión.


Una falsa antítesis: el Espíritu versus el estudio
¡La fe y la inteligencia no son enemigas!
 
Los debates exegéticos y teológicos son de fundamental importancia para la salud de la iglesia. Son comoel sudor de la fe, en búsqueda constante de una fidelidad siempre mayor a la Palabra y al Señor. Por eso, prohibir o suprimir el debate es uno de los mayores daños que los líderes pueden hacer a la Iglesia,
 
Muchas veces las controversias, sanas en sí mismas, revelan enfermedades del Cuerpo de Cristo. Recientes debates en este mismo sitio web ofrecieron una radiografía de una seria patología enla condición espiritual de algunos sectores de la iglesia costarricense y latinoamericana. Más allá de un dogmatismo posiblemente legítimo, hay mucho fanatismo y procesos de fanatización (impulsadas por algunos líderes que parecen tener miedo de una sana crítica que podría amenazar su autoridad), de oscurantismo, y sobre todo de actitudes violentas, muy dispuestas a insultar, que no se distinguenmucho del odio.
 
Como base de este síndrome patológico aparece a menudo un concepto aparentemente saludable, y muy "espiritual", pero en realidad errado y dañino. Ese concepto consiste en contraponer el Espíritu y el estudio. Si confiamos en el Espíritu Santo para revelarnos la verdad, ¿qué necesidad o qué valor tiene el estudio "intelectual" de la Biblia. ¿No nos dice el Proverbios, "no te apoyesen tu propia inteligencia"? Estudiar el texto para encontrar razones para una u otra interpretación del texto, se ve como intelectualismo y hasta soberbia. Los realmente espirituales confían en el Espíritu Santo para revelarse el significado del texto inspirado. Recuerdo que hace años realizamos un taller de interpretación bíblica en el norte de Costa Rica, pero una congregación entera canceló...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • Dios No Nos Necesita
  • Te Necesito Dios
  • Necesitas A Dios
  • Dios no nos necesita
  • PUEBLO DE DIOS
  • El pueblo de Dios
  • SERM N DE LAS 7 APALBRAS
  • Prepare Un Serm N De Lucas

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS