viajero cientifico

Páginas: 26 (6407 palabras) Publicado: 9 de enero de 2014
1. Einstein va al cielo
Todas las familias tienen su oveja negra y, en la mía,
esa era yo. Varios hechos me delataban. Había estudia­
do matemáticas con la intención de resolver uno de
los problemas más famosos, la conjetura de Goldbach,
que tiene que ver con los extraños y enloquecidos
nú­­­
meros primos, pero una tía me advirtió que mis
es­­ ranzas podrían verse frustradas por imponermepe­­
una meta casi imposible y obsesiva. Preferí ampliar
mi vi­ ión del mundo estudiando la fisico-química en
s
un entorno corporativo y tan estimulante como el
hipódromo los sábados por la tarde. Finalmente hice
algu­ os intentos en la biología aplicando una teoría
n
más o menos reciente, la del caos, gracias a la cual
pu­ e en­ en­ er un poco mejor fenómenos tan variados
d t d
comola aparición de los seres vivos y su enorme diver­
sidad, el comportamiento de los líquidos dentro y
fuera de los organismos; inclusive pude acercarme a
la comprensión del origen del Universo y el significa­
do de la vida.
De hecho, cuando mi hermana me llamó por telé­
fono para comentarme su idea, me di cuenta del caos
en el que había estado viviendo los últimos meses. Si
bien era suhermano querido, recurrir a mí en ese
11

El viajero cienti fico.interiores.indd 11

4/20/10 5:41:09 AM

Carlos Chimal

momento era un acto descabellado. Estaba yo pasan­
do por una de esas temporadas en que llevas el auto­
móvil a lavar y al rato comienza a llover; si compras
un paraguas ce­ a la lluvia; en el momento en que te
s
metes a la tina sue­ a el timbre de la calle. Aunque enn
realidad no te­ ía coche, ni paraguas ni tina.
n
Otros familiares más lejanos sospechaban de mi
apego a la experiencia como el primer criterio de ver­
dad y mantenían conmigo una distancia prudente. La
tarde de un domingo familiar, cuando salía del la­
vamanos, alcancé a escuchar una conversación entre
mis sobrinos y sus amigos.
—Es como el doctor Cerebro, pero bien vestido
—dijo unode ellos.
—Ya está ruco —replicó otro.
—No tanto —respondió el primero—, apenas le
lleva unos años a tu hermano mayor y ha hecho cosas
interesantes.
—¿Como cuáles?
—Pues... fue campeón nacional de futbol y también
sabe de números complejos.
Agradecí el cumplido y lo tomé como una buena
señal: “Si al menos cree que tengo cabeza —me dije—
no verá tan mal lo que viene cocinando su madrehace
algunos días.”
Una mañana soleada de primavera, mientras pre­
paraba café, esperaba a mi hermana y a sus hijos. Al
fin apareció su nueva camioneta esferoidal color algo­
dón. El policía de la entrada cumplió su rutina. Los
dos hijos mayores de mi hermana, los gemelos Poli y
Mario, iban a cumplir 18 años de edad, mientras que
la pequeña, Tibi, estaba alcanzando los 16.
12

El viajerocienti fico.interiores.indd 12

4/20/10 5:41:09 AM

El viajero científico

Mario, que me había defendido en la fiesta familiar,
y Poli eran difíciles de complacer. Como muchos otros
jóvenes citadinos, sólo conocían la felicidad impune
de lo hecho a la medida y no sabían si la estaban disfru­
tando o padeciendo. La producción en serie los po­­
nía
nerviosos, ya se tratase de exámenessemestrales o de
ladrillos.
Habían llegado a las mil horas de navegación en los
raves, ayudaban a construir temascales, tenían ami­ os
g
que hacían instalaciones plásticas y eventos multime­
dios. Habían tomado cursos para ser la mujer orques­
ta y el DJ iluminado. Como si la parte digital de su
cerebro dominara a la analógica, estaban mucho más
capacitados que el resto de los mortales,entre ellos su
mamá y yo, para distinguir las diversas formas del acid
house, hip hop, industrial, fusión, rap, trans, techno,
pop rock y la música mundial. Por fortuna no se ha­
bían volado la cabeza en alguno de estos ex­ e­ imentos.
pr
Tal vez los había salvado la atención y el cariño de mi
hermana y de Solventino, su esposo, pero sobre todo
la decisión de ellos mismos de alejarse del...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • Un viajero cientifico
  • EL VIAJERO CIENTIFICO
  • el viajero cientifico
  • El Viajero Cientifico
  • El viajero cientifico
  • El Viajero Cientifico
  • El Viajero Cientifico
  • Viajeros Científicos

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS