C Mo Tratar Con Un Drag N

Páginas: 18 (4463 palabras) Publicado: 6 de marzo de 2015
CÓMO TRTAR CON UN DRAGÓN
R. L. STINE

Digitalizado por
http://www.librodot.com

Librodot

Cómo tratar con un dragón

R. L. Stine

2

INTRODUCCIÓN
Muchos de mis cuentos parten de una pregunta que comienza con la fórmula: «¿Y si ...?
«La historia que aquí os presento surgió cuando me planteé lo siguiente: «¿Y si los dragones
de antaño hubieran existido realmente?»
Siempre he sentido fascinaciónpor esos gigantes alados, y cuando aparecen en cuentos,
películas e ilustraciones, me resultan muy reales y vivos. Los dragones son criaturas feroces y
majestuosas a un tiempo. Feas a la vez que hermosas. Y mucho más inteligentes que los
dinosaurios.
Sé que los dragones son animales mitológicos, que nunca han existido. Pero ¿y si
realmente hubieran existido?
Esta historia trata de un chico, Ned, alque se le encomienda la terrible misión de
enfrentarse al más feroz de los dragones. Ned no tardará en descubrir la respuesta a esa
espeluznante pregunta.

2

Librodot

Librodot

Cómo tratar con un dragón

R. L. Stine

3

Un día de verano, hace ya mucho tiempo, cuando aves tan
grandes como nubes surcaban los cielos, un muchacho llamado Ned peregrinaba por
frondosos bosques y verdes colinascubiertas de hierba llevando por todo equipaje un saco
con una manzana y un rudimentario mapa del reino.
Vestía un sayo sucio y raído y, bajo la gorra roja ladeada sobre su atezada frente, le
caían largas y sudorosas greñas de color castaño. Sus botas estaban desgastadas y cubiertas de
arañazos, y tenían las suelas tan delgadas como el papel.
Ned entretenía su camino silbando, pues largo era el viaje ya saber qué terribles
peligros acecharían al final del trayecto.
Cuando ya se aproximaba a su destino, sus piernas comenzaron a temblar y un continuo
escalofrío le atenazó la nuca.
Apenas podía silbar pues se le había quedado la boca seca. Ned sabía que había llegado
el momento de encontrarse cara a cara con sir Darkwind, el gran señor de los dragones del
reino.
Ned había soñado durante muchotiempo con
aquel encuentro, pero al oír entre los árboles los gemidos y quejidos de los dragones
encerrados en los establos de sir Darkwind, se preguntó quién habría de ser más temible y
feroz, si los dragones o su señor.
Ned se quitó la gorra y secó el sudor de su frente con la manga del sayo.
«Valor -se dijo-. Has de ser fuerte y valiente, de lo contrario no alcanzarás tu objetivo.»
Inspiróprofundamente y abandonó la espesura para plantarse ante la mansión del señor
de los dragones, al otro lado de un pedregoso descampado.
Más que una mansión parecía una fortaleza. Estaba revestida de piedra blanca y se
alzaba como una resplandeciente montaña bajo el sol de la tarde. Ned divisó un estrecho
portón en un extremo que parecía ser la única abertura. ¡La mansión no tenía ventanas!
A la izquierdade la casa se extendía una larga muralla de piedra cuatro veces más alta
que él. Ned alzó los ojos y vio con estupor los rostros que, asomados al muro, miraban hacia
él con atención.
Anchos rostros de criaturas con largos cuellos cubiertos de escamas y arrugados por el
sol. Ojos negros y grandes como ciruelas, hundidos en sus cuencas, que clavaban la vista en
él. Decrépitos rostros de afiladosdientes, rostros curtidos y apergaminados por el paso de los
años... y por la pesadumbre. Dragones.
Hasta ese momento sólo conocía su existencia por los antiguos libros del Hechicero. Y
al encontrarse ante aquellas extraordinarias criaturas, rememoró las historias que aquél le
contara sobre los tiempos en que los dragones merodeaban libremente por el reino.
«Los dragones son criaturas dignas ymajestuosas -le había dicho Margolin-. Tienen sus
propios hábitos, sus propias costumbres. No vayas a creer que son como los demás animales,
pues tan formidable es su sabiduría como su corpulencia. ¿Sabes por qué tienen los ojos
tristes? Porque lo han visto todo.»
Los viejos dragones asomaban sus largos cuellos por encima de la muralla y
contemplaban a Ned en silencio.
Hasta él llegaba el ruido de sus...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • C Mo Analizar Una Colecci N
  • C mo se define lo que es una poblaci n
  • C Mo Evitar La Corrosi N
  • C Mo Evitar La Corrosi N
  • C MO CALCULAR LA ACELERACI N
  • C mo vencer la depresi n
  • C MO PREVENIR LA DESNUTRICI N
  • C Mo Organizamos La Informaci N

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS