Asdfasdf

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2201 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lectura orante de Juan 9,1-41

(Lecturas: 1 Sm 16,1b.6-7.10-13a; Sal 22,1-6; Ef 5,8-14; Jn 9,1-41)

Invocación al Espíritu

Antes de leer la Palabra de Dios, acuérdate de invocar siempre al Espíritu Santo. Él es el Maestro interior que nos lo enseña todo.

Espíritu Santo, Amor eterno del Padre y del Hijo,
Vida de mi vida,
Luz que penetra
las entrañas y el corazón:desciende y toca mi pobreza
con la inmensidad de tu gracia y tu bondad.

Desciende y fíjate en mi ceguera, Luz de Dios:
soy ciego para reconocer
lo que conduce a la Vida,
lo que me lleva hacia el Padre,
lo que construye el Reino y su justicia.

Da Luz a mis ojos:
- que vea en la Palabra la voluntad de Dios;
- que vea en el Pan Eucarístico aJesús que se hace mi comida,
la Savia que recorre mi ser y produce en mí buenos frutos;
- que vea en los otros, en todos, a los hermanos que me has dado,
- que vea en cada acontecimiento, alegre o sombrío,
una oportunidad única para dar un paso más hacia Ti.

Abre mis ojos al asombro de tu Amor.
Abre mis ojos a la fe: una fe firme y profunda
que me apremie a amar y aconfesar
a la Trinidad Santísima
como mi único Dios y Señor. Amén.

1. Leemos y meditamos el evangelio

El evangelio de esta semana es muy largo. Por eso merece la pena ir recorriéndolo lentamente y desmenuzándolo poco a poco. Este relato del ciego de nacimiento es como una escena de teatro dividida en siete actos. Vamos a ir ofreciendo sugerencias para la lectura y la meditación decada parte.
(Antes de comenzar, te invitamos a que intentes imaginar el lugar y los personajes (los discípulos, Jesús, el mendigo ciego de nacimiento, los fariseos, los padres, los vecinos). Respecto al lugar, el hecho sucede fuera del templo, aunque no se dice dónde. Sólo se dice que “al pasar, Jesús vio a un ciego de nacimiento”. Podemos situarlo quizá, en un lugar concurrido de la ciudad, dondelos mendigos, también hoy, se suelen poner a pedir.

Acto 1:
      
1 En aquel tiempo, al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. 2 Y sus discípulos le preguntaron:
- Maestro, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que naciera ciego?
3 Jesús contestó: - Ni éste pecó ni sus padres, sino para que se manifiesten en él las obras de Dios. 4 Mientras es de día, tenemos que hacer las obrasdel que me ha enviado: viene la noche y nadie podrá hacerlas. 5 Mientras estoy en el mundo, soy la luz del mundo. 6 Dicho esto, escupió en la tierra, hizo barro con la saliva, se lo untó en los ojos al ciego 7 y le dijo: 
- Ve a lavarte a la piscina de Siloé (que significa "Enviado").
8 Él fue, se lavó, y volvió con vista. 

Observar:

( Jesús ve en el ciego, no a un mendigo, a un excluido,a un marginado, a un pecador..., sino a un hombre. Como en cada episodio de los evangelios, Jesús pone en el centro de la atención a la persona, no los prejuicios sobre ella, ni las leyes. Sólo ve en él a una persona necesitada de salvación. Los discípulos, por el contrario, se pierden en ideas “teológicas”: la enfermedad es un castigo por el pecado... No saben ver.
( Jesús ve en esta desgraciadel ciego una oportunidad para que se manifieste en él la salvación de Dios. Mientras Jesús está en el mundo, se sabe enviado a salvar. Y, en esta ocasión, en la persona del ciego, se revela como Luz del mundo.
( Jesús incluye a sus discípulos en la tarea de sanar cegueras y hacer las obras del Padre: “mientras es de día, tenemos que hacer las obras...”.
( La ceguera física de aquel hombre essímbolo de todas nuestras cegueras humanas y espirituales.
( En la curación hay dos elementos importantes: el barro que Jesús hace con su saliva y con tierra, y el agua de la piscina del Enviado. El barro hecho con aliento divino y con polvo de la tierra recuerda la creación de Adán (Gn 2,7). Cuando Jesús cura al ciego, re-crea su vida. Luego le envía a lavarse en “el Enviado”. Es decir, a...
tracking img