Bella

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (547 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de noviembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL INVISIBLE REY DE LA SELVA
La selva del Maluba vivía Muskata mosca que rugía como un león. Descubrió su particular habilidad siendo muy pequeñita y cuando se hizo mayor, viajo a las lejanastierras de Maluba, donde nadie pudiera conocerla nada mas llegar, lanzo sus temibles rugidos aquí y allá, asustando a todos, haciendo siempre lo mismo: se escondía tras unos matojos y rugía amenazante;luego volaba rápidamente tras la espalda de su víctima y volvía a rugir: ¡GRRRRAUU!

Esperando a ver un temible león, nadie reparaba a una pequeña mosca, que repetía esta y otras cosas parecidas, a ltiempo que se burlaba diciendo:

-Jamás me llagaras a ver. Soy Rutan, el más temible rápido y fuerte de la selva

- ¿Ves? Podría destrozarte de un zarpazo antes de que te dieras cuenta
- ¿Tienesmiedo? Haces bien, porque soy el león más fiero que existe

Finalmente, aterrorizados, todos los animales terminaron aceptando al león Rutan como rey de la selva de Maluba.
Muskata se dedicoentonces a vivir alegremente. Tenía todo lo que quería, y cuando algo le faltaba o buscaba diversión, no tenía más que rugir ferozmente y realizar un par de trucos pero un día apareció Tuga Tuga, unatortuga un poco loca. Según contaban, había estado años trabajando en un circo con los humanos y aquello la había dejado majareta perdida. Muscata no dejo pasar la ocasión de burlarse de la reciénllegada, y preparo sus habituales sustos.

Pero nada mas oír los rugidos y amenazas del invisible león, Tuga Tuga comenzó a morirse de risa…

-¿Ja, ja ,ja, ja! ¡Un león fantasma¡ Yo conocí un leónfantasma, y un burro calvo y una comadreja coja …¡que divertidos eran cuando bailaban! ¡Venga vamos a bailar leoncito!

Todos los animales se echaron a temblar, llenos de lastima por la pobre Tuga Tuga .Era la primera vez que alguien se atrevía a tratar así al temible Rutan, y segura que el ferocísimo león no tendría piedad de allá. Muskata, sin embargo como no podía morder ni golpear a la tortuga...
tracking img