Caso real

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (498 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuesta "ponerle nombre" a lo que pasa
"El primer caso que me tocó atender en Dos Generaciones también fue impactante. Era una muchachita de 16 años que llegó con su pareja, un muchacho de su mismaedad. Había sido abusada desde los seis hasta los doce años primero por su padrastro, y después por el hermano y por el hijo del padrastro. A los doce años se lo había contado a su madre, pero ellanunca la creyó, y hasta la corrió de la casa. La falta de apoyo de su madre le había afectado muchísimo. Que la madre apoye o no a la hija resulta determinante para el éxito de la terapia con lassobrevivientes. La muchachita me contó cómo se había dado cuenta de lo que le pasaba: estando en cuarto grado de primaria pasó por un aula de sexto grado y en una clase de ciencias naturales una profesorahablaba de las relaciones sexuales y explicaba que eran "entre personas adultas". A ella le espantó saber que era eso lo que a ella le estaba pasando. Hasta entonces no había podido ponerle nombre, nohabía podido definirlo. Sucede muy a menudo: la niña es abusada, pero no sabe si eso es lo que tiene que ocurrir, si le ocurre a todas, si hay que evitar que ocurra y cómo... Esta confusión es partedel daño.

El trauma que cargaba era tan complejo que ya tenía cinco intentos de suicidio. Yo jamás me había enfrentado hasta entonces a alguien con ideas autodestructivas, frecuentísimas en lassobrevivientes. Me impresionó verla entrando como en un trance para contarme con toda tranquilidad y detalle cómo se iba cortando los pulsos poquito a poco con una gillete. La experiencia me enseñó queaquella tranquilidad con que hablaba no era más que una forma de disociación, un mecanismo de la mente presente en todas las sobrevivientes.

En algunos casos, disociarse es sepultar en el olvido, enotros es agarrar esa experiencia que no podés ni entender ni soportar y meterla como en un saquito aparte separándola de tu vida. El problema es que nunca lográs ni olvidarla ni separarla, siempre...
tracking img