Como orar en la tormenta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3028 palabras )
  • Descarga(s) : 12
  • Publicado : 20 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cómo orar en la tormenta

Me di cuenta de que tenía mucho en común con el rey Josafat y la nación de Judá. Ellos, también, se encontraban en la ruta de la tormenta. La respuesta de Dios a la desesperada oración de Josafat fue misericordiosa y poderosa. Al observar los momentos angustiosos a través de los lentes del ejemplo del rey, empecé a descubrir algunos principios de oración para lastormentas que se avecinan
Alcanzar a Dios en los tiempos turbulentos
¿Qué haría usted si de repente se encontrará en la ruta de un tornado?
Pues bien yo lo descubrí el 29 de junio de 1998, mientras me refugiaba en la oscuridad del sótano y nuestra casa era sacudida por la fuerza del viento que dejaba su huella. En tan solo unos minutos, el color del cielo cambió de un sereno celeste a un grisoscuro. La lluvia, azotada por vientos de hasta 160 kilómetros por hora, bombardeaba de hojas hechas trizas los lados de nuestra casa y las empujaba por una ventana abierta. Los vidrios rotos salían volando a través de mi oficina a medida que el marco de la ventana era arrancado. Los árboles salían volando a cuatro metros del suelo o eran arrancados de raíz. El remolque de mi vecino yacía con lasllantas hacia arriba en el patio de otro vecino. Las tejas de los techos volaban como si fueran platillos voladores.
Conforme los truenos y los rayos se intensificaban, la electricidad dejó de funcionar, y toda la casa empezó a temblar. Las sirenas empezaron a sonar. Me dirigí al sótano y una escena de la película Twister [Tornado] me pasó por la mente —la escena en la que un hombre es «arrancado» deun refugio de tormentas y succionado por la boca del monstruoso viento.
¿Qué hace uno si su casa es arrasada por una tormenta, si estuviera a punto de morir? Ora. Y no una de esas oraciones ordenadas que aparecen en los libros de devocionales. Oraría desesperadamente y le rogaría a Dios que lo salvara a usted y a su familia. Le suplicaría que preservara su hogar y detuviera la fuerza de latormenta. Clamaría: «¡Ten misericordia de mí! ¡Ten misericordia!»
Cuando las tormentas acechan
Las tormentas aparecen en nuestra vida de muchas maneras: el diagnóstico desalentador de un doctor, un desastre financiero, un camino resbaladizo en una calle oscura, una trágica elección de un adolescente. Las tormentas nos ponen de rodillas, encogidos en el oscuro sótano de nuestros miedos. Y por esooramos.
Cuando el tornado empezó, estaba estudiando 2 Crónicas 20. Ahora las páginas de mi Biblia están permanentemente arrugadas debido a la lluvia intensa que azotó mi oficina ese día. Me di cuenta de que tenía mucho en común con el rey Josafat y la nación de Judá. Ellos, también, se encontraban en la ruta de la tormenta.
Una alianza amenazadora de los enemigos de Judá marchabaninexorablemente hacia Jerusalén, determinados a destruir la nación. El aviso llegó a Josafat: «Viene contra ti una gran multitud de más allá del mar, de Aram» (v. 2). La multitud enemiga ya estaba al oeste del Jordán ¡a tan solo sesenta kilómetros de Jerusalén!
Curiosamente, Josafat no consultó a sus generales. Él sabía que Judá no poseía una defensa militar para luchar contra tal enemigo. No, «Josafat… sedispuso a buscar al Señor, y proclamó ayuno en todo Judá» (v. 3).
La respuesta de Dios a la desesperada oración de Josafat fue misericordiosa y poderosa. Al observar los momentos angustiosos por medio de los lentes del ejemplo del rey, empecé a descubrir algunos principios de oración para las tormentas que se avecinan.
Medir la tormenta por el carácter y las promesas de Dios
Josafat reunió asu pueblo en un solemne reconocimiento del peligro de la nación. Pero luego los guió a enfocarse en el Dios Todopoderoso, y a clamar su poder y promesas.
Primero se concentró en los atributos de Dios: «Oh Señor, Dios de nuestros padres, ¿no eres tú Dios en los cielos? ¿Y no gobiernas tú sobre todos los reinos de las naciones? En tu mano hay poder y fortaleza y no hay quien pueda resistirte.» (2...
tracking img