De la muerte de alejandro severo a la muerte de justiniano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4888 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 16 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tema: De la muerte de Alejandro Severo a la muerte de Justiniano

De la muerte de Alejandro Severo a la muerte de Justiniano.

Al vivo resplandor con que había brillado la jurisprudencia bajo el reinado de Alejandro Severo, sucede súbitamente, sin transformación apreciable, una profunda obscuridad. Papiniano, Paulo, Ulpiano, Modestino, parecen haberse llevado al sepulcro el secreto de esamaravillosa dialéctica.

La primer causa de esta brusca decadencia fue, sin duda alguna, la espantosa anarquía militar que, después de la muerte de Alejandro Severo, desgarró durante cincuenta años el Imperio romano; anarquía de que se aprovecharon los pueblos del Norte, los bárbaros, para inquietar a las provincias y devastar las fronteras. Los pretorios en Roma, las legiones en las provincias,levantan y deponen voluntariamente diez y siete emperadores en el curso de medio siglo. Diocleciano, y después de él Constantino, tratan de detener esa desorganización y devolver la vida a ese gran cuerpo del imperio que cae en disolución. Sus esfuerzos y su genio consiguen únicamente retardar una caída inevitable en adelante.

Y es que existen en el seno de la sociedad romana dos causasincesantes de aniquilamiento y de ruina: la concentración de la propiedad y de la extinción progresiva de las clases medias.

Para satisfacer las necesidades de un lujo asiático, y para comprar la fidelidad siempre dudosa de los ejércitos, se han visto obligados los emperadores a multiplicar los impuestos. Habiendo llegado a ser excesiva la contribución territorial, ha ocasionado el abandono de lastierras menos fértiles.

Y como no podía retroceder la avidez del fisco, se ha tomado el partido de transportar a los campos fértiles el Impuesto de los campos incultos.

Aumentado por este deplorable sistema el impuesto excesivo general, obliga a muchos ciudadanos a abandonar aun las tierras productivas.

Esta situación recae con todo su peso sobre los pequeños propietarios, y en efecto, losdecuriones en todos los municipios son los responsables del impuesto, y los senadores, los magistrados municipales por su dignidad, los militares por su privilegio, el clero por el honor del sacerdocio, y la plebe por su miseria, se libran de las cargas municipales.

No queda, pues, para soportar la enorme responsabilidad que afecta a las funciones curiales, más que la clase media.

Así, se lave desaparecer rápidamente, tributorum vinculis quasi praedonum manibus extrangulata,.

En vano se ofrecen las tierras desiertas a quien quiera tomarlas; las leyes que hacen entrar en la curia al menor plebeyo en cuanto posee veinticinco yugadas (jugera), hacen rehusar estos vastos dominios, cuya renta total se hubiera llevado solamente el fisco.

Organización administrativa y judicial despuésde Diocleciano, partición del imperio.

Diocleciano, para dar alguna energía al gobierno imperial y para facilitar la defensa de todas las provincias, se asoció a Maximiano.

Esta institución de dos Augustos no tenía por objeto crear dos imperios, sino solamente dos departamentos del mismo imperio. Sin embargo, más adelante condujo a la división real del territorio romano en dos gobiernos,división que subsistió hasta 476, época en la cual el imperio de occidente, conmovido y desmembrado por los pueblos de la Germanía cesó de existir por deposición de Rómulo Augústulo la cual se verificó por Odoacro, jefe de los hérulos, al servicio del emperador. La antigua dominación romana, que se extendía en otro tiempo por todo el mundo conocido, se limitó desde esta época sólo al imperio deOriente, que se sostuvo lánguidamente hasta la toma de Constantinopla por los turcos, en 1453.

Con la mira también de fortalecer el poder central emprendió Diocleciano, y terminó Constantino la reorganización administrativa de las provincias. Dividióse el Imperio en cuatro grandes prefecturas, doss para Oriente y dos para Occidente. Cada prefectura se subdividió en muchas diócesis, y cada una de...
tracking img