Diana vreeland

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1139 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Diana Vreeland
(1906-1989)

En los años 30, irrumpió en la industria de la moda, con una atrevida columna, dictando pautas únicas y desenfadadas en el vestir.

Nació en París, en 1906, sus padres eran británicos, vivió una infancia dura, entre las situaciones que vivió, debía soportar comentarios de cotidianos de su madre, la cual la comparaba negativamente con su hermana menor, quien lasuperaba altamente en belleza física; aunque esa carencia de hermosura, la pudo compensar con una peculiar inteligencia y originalidad.
A raíz de sus estudios de ballet clásico, pudo desarrollar el garbo y la gracia que la caracterizaron…“Debes tener estilo. Te ayuda a levantarte por las mañanas. Es una forma de vida. Sin él, no eres nada” , decía

Se mudó a Nueva York al comienzo de la PrimeraGuerra Mundial.
Diana era amante del color rojo, el cual no sólo lo llevaba en los labios y sus uñas, sino también en las paredes de sus oficinas, era conocida por su temperamento, a sus asistentes las obligaba a usar bisutería llamativa.
Se autodefinida como una “reportera de tomo y lomo”, Diana comenzó su carrera recién a los 30 años.
Se casó con el banquero Thomas Reed Vreeland y, con quientuvo dos hijos, Thomas R. Vreeland Jr., quien se convirtió en un arquitecto, y Federico, que entró en el servicio diplomático, se mudaron a Londres, para superar los malos tiempos de la gran depresión de 1929. Una vez instalados en la capital británica, la señora Diana fundó una tienda de lencería, lo cual le permitió codearse con figuras como Coco Chanel, Cole Porter y los Duques de Windsor, asu vez con el fotógrafo Cecil Beaton, quien tiempo después se convertiría en uno de sus colaboradores indispensables, para sus trabajos, como así también a Richard Avedon. En 1935 el matrimonio se trasladó a Paris.

En 1937, Diana Vreeland se trasladó de Londres a Nueva York. Carmel Snow, la editora de Harper's Bazaar quedó impresionada con el estilo de ropa de Diana y le pidió de trabajar en larevista.
Desde ese mismo año Diana Vreeland publicó una columna para la misma, titulada "Why Don't You?", (columnista de mirada ácida y estrambótica) permaneció en la revista como editora 25 años (Hasta 1963), cuando se mudó a Vogue (como el cerebro creativo que daba cátedra de cómo ser y verse chic, a fines de los 60)

En 1960, John F. Kennedy se convirtió en presidente y Diana Vreelandasesoró a Jacqueline Kennedy, en cuestiones de asesoramiento de imagen.
Diana mejor que nadie entendía el cambio y la forma en que se vivía, era una era visual, tenia una capacidad para detectar el talento. Ella inspiró a todos, con su marca en la moda.
A menudo vestía túnicas negras acompañadas de excesivas joyas de oro.
A mediados de los 50, contribuyó a redefinir los estándares de glamour yestilo. En términos de su estilo personal, Diana amaba las prendas simples y elegantes, con accesorios ostentosos, joyerías exóticas, sombreros y zapatos, eran sus asombrosos artículos de moda entre sus favoritos, su traje para trabajar era, un pantalón negro, estrecho con un suéter, un jersey de cuello negro, o elaboraba una túnica, dependiendo la ocasión. Durante varios años, ella llevaba el pelorecogido en una redecilla, usaba sandalias de correa de tobillo y tacón bajo.
Diana comenzó a cambiar la manera de informar a sus lectoras que compraban la revista, en vez de sólo informar de los estilos y tendencias de la moda, Diana impuso actitudes e ideas y dio muestras de creatividad, ironía y sentido del humor, motivando y divulgando ciertos objetos, su forma de realizarlo fue medianteobservaciones, comentarios, humor, entre otras… el asesoramiento no siempre es el más práctico, logro llegar a lo mas sensible de la mujer estadounidense, la cual se dio cuenta de que las normas del buen gusto se eran flexibles, siempre y cuando se hicieran con estilo. Proponía con naturalidad a sus lectoras preguntas como: “¿Por qué no lavas el pelo de tu hijo con champagne?”; “¿Por qué no forras la...
tracking img