Dibijpaaa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4348 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 18 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Semana Santa

Recordar algunos aspectos de la Pascua Judía puede esclarecer la comprensión de la Pascua Cristiana. El pueblo hebreo celebra las Pascuas en conmemoración de la víspera del éxodo de la opresión egipcia en busca de la Tierra Prometida por Dios a Abraham. Para los cristianos, la Pascua es el paso de Cristo de la muerte a la vida y es la más importante de las fiestascristianas. El domingo anterior a la Pascua Judía, Jesús llega a Jerusalén para celebrar esta fiesta con sus discípulos. Al llegar es recibido como Mesías pero, a la semana, es condenado a muerte y crucificado. Se consuman así la redención del pecado y la victoria sobre la muerte. En la Semana Santa se recuerda la entrada triunfal a Jerusalén, la Última Cena, la Crucifixión y la Resurrección de Cristo.Durante el Triduo Pascual (jueves, viernes y sábado) se realizan las celebraciones centrales de Semana Santa.

Semana Mayor

Todas las semanas han de ser santas para el cristiano; pero debe serlo de una manera particular la que se llama ya de por sí Semana Santa.

Santa por los misterios que en ella se nos recuerdan; santa por las prácticas de piedad que en ella hemos de ejercitar.Se llama también litúrgicamente Semana Mayor.

Es la semana de los grandes amores Del Salvador hacia los hombres y de la gran ingratitud de los hombres para con Él.

Sea para nosotros la semana del gran reconocimiento y correspondencia hacia un Dios que, movido por su infinito amor, quiso hacerse Hombre y derramar toda su sangre para bien nuestro.

Que no se nos pasen estosdías sin hacer un obsequio especial a Jesús, y no olvidemos a su santísima madre; ella contribuyó con sus dolores a nuestra redención.

Lunes Santo

La adoración al Señor es una actitud de fe, que el creyente tiene ante el misterio divino.  Por eso en el pasaje del Evangelio donde María unge los pies de Jesús con un costoso perfume, para Judas es un despilfarro, porque su fe espobre. La acción de María, por el contrario, es la expresión de una fe y de un amor profundo, que ofrece a Dios lo más precioso que tiene.

Ese supuesto despilfarro deplorado por Judas sin embargo es aprobado por Jesús.  Pero evidentemente que uno no se puede apoyar en esas palabras Cristo como un descuido a los pobres (sería anticristiano); pero tenemos que reconocer en ella una gran verdad:el culto del hombre a Dios puede valer más que otras acciones, incluso que la lucha a favor de los pobres.

Existe una pobreza “vertical” que nos atañe a todos. Una vez que se la reconoce, esa pobreza se expresa en un gesto gratuito de adoración, en el que se ofrece a Dios las primicias, quitándoselas de la boca.
Se puede ver por ejemplo cómo en la vida de fe hay un supuesto derrocheinevitable y amable: hombres y mujeres que se gastan consagrándose a Dios en la vida religiosa; tiempo perdido en la oración. La adoración es “un derroche”.

Roguemos a Dios nuestro señor, que nos conceda la gracia de no ser tan egoístas como Judas, sino generosos y sencillos como María, para reconocer que la verdadera adoración está más allá de todo lo material.

Martes Santo: Nadiecomo Él

Desde el punto de vista humano, la vida de Jesús se cierra con un fracaso radical.  Nadie ha podido decir como Él: "En vano me he cansado, inútilmente he gastado mis fuerzas” (Is 49,4). Nadie había hablado nunca como Él; nadie había hecho obras a favor de los pobres como las suyas. Y sin embargo, al pie de la cruz había sólo unas pocas personas fieles.  Pero, precisamente por ese,Él se convirtió en luz de los pueblos y llevó la salvación hasta los confines de la tierra.Como sacramento de Cristo, la iglesia debe prepararse a repetir visiblemente ese misterio, rechazando toda lógica de fuerza, de poder y de prestigio. La salvación no viene a los hombres en virtud de la eficiencia o de la sabiduría estratégica del pueblo de Dios. Viene por la decisión del Padre, y se...
tracking img