Diez: patrimonio y modernidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4414 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Para un criollismo cósmico

A lo largo del siglo xix, las artes en Chile se caracterizaron por el anhelo de encontrar motores de creación propios, independientes de la influencia de la corona española. Pocos entendieron que entre ambas tendencias –la de ser originales y autónomos, y la de reconocer las raíces culturales− debía primar un afán de encuentro y conciliación por sobre el totaldesprendimiento de un pasado del que, si bien era posible renegar, no se podía olvidar:

El problema se planteará desde el momento mismo en que el legado colonial se ponga en tela de juicio, al enfrentarse con un vasto mundo cultural que se desplegó, casi bruscamente, en el Nuevo Mundo. Ruptura con el pasado para ingresar a un presente insuficientemente asimilado. Apertura a un mundo y a una escala devalores que difería de la que, con tanto esfuerzo, había elaborado la Península en su encuentro con América nativa (Galaz 37).

Múltiples ideales liberales penetraron rápidamente en los círculos de poder, impregnando los discursos y proyectos de la época, de modo que, bajo el gobierno de Manuel Bulnes, se fundó la Academia de Pintura el 4 de enero de 1849, institución que se originó comonecesidad de tener una producción pictórica que ya no dependiera de una otredad y que pretendía dar a conocer los principios del arte: uno nacido en la patria y para la patria. Sin embargo, no tardaron en advertir que la concepción de producir a raíz de la nada era imposible, sobre todo en una nación que recién estaba autogenerándose; debían mirar hacia atrás, pero su pasado era aún muy fresco y temíanque, al volver a encontrarse con él, éste se apoderara de ellos. Fue entonces cuando decidieron ir aún más atrás, tomando como referentes el arte de la antigüedad clásica y los posteriores maestros occidentales, poniendo especial énfasis en París. Así, a partir del 7 de marzo de 1850, la Academia de Pintura se dedicó a formar artistas bajo el prisma de una enseñanza metódica y disciplinaria, conun evidente carácter estatal, lo cual se mantuvo como eje y soporte primordial durante décadas.
Paulatinamente se fueron formando artistas en base a lo que dictaba la Academia y, éstos, a su vez, moldearon a otros que perpetuaban discursos ya no tan acordes a su propia realidad. No obstante, los nuevos seguidores se encontraban atados al academicismo dado que era lo único que conocían, por lo queno contaban con las armas suficientes para revocarla de su puesto hegemónico. Pese a ello, esta disconformidad no tardó mucho en marcarse, con lo cual, a comienzos del siglo xx, emergieron grupos que a partir de nociones artísticas personales –muchas alentadas por sus viajes a Europa−, tensionaron la homogeneidad de la institución erigida:

La tradición académica, después de medio siglo deactuación ininterrumpida, había comenzado a debilitarse en algunos artistas, cuyas obras se ubican en los últimos decenios del siglo xix (…). La antigua docilidad del discípulo, la perduración de un “modo de ver” y las imposiciones técnicas pierden fuerza frente a las nuevas inquietudes plásticas, puestas de manifiesto por aquellos que estaban conscientes de la necesidad de liberarse de tutelasabsorbentes. (Galaz 187)

La gestación de estos grupos artísticos radicará en una creciente independencia de las instituciones predominantes y en la incorporación de nuevos estilos; estos dos serán, a su vez, el mayor valor del gesto disidente.
Consecuentemente, a principios del siglo xx, la literatura, la pintura, la música, e incluso la filosofía, se vieron profundamente influenciadas pormovimientos vanguardistas tales como el surrealismo, el dadaísmo, el cubismo o el futurismo(1), provocando el surgimiento de nuevos grupos tales como la Generación del ‘13 o el Grupo Montparnasse, quienes integraban aspectos de las vanguardias europeas a sus propios métodos de creación. De este modo, por un lado estaban alineados todos aquellos artistas que permanecían fieles a la Academia, mientras...
tracking img