El arca de noe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2488 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LECTURA
EL ARCA DE NOÉ
Absalón era un hombre al que se le podía considerar justo. Era un estudioso y, cuando imitaba a los sabios, diciendo que los lados de los cuadrados eran iguales, realmente era difícil entenderle. De sus 60 años de edad, la mayor parte la había dedicado al arte de la guerra, en la cual eran más aplicados sus conocimientos técnicos y científicos. Particularmente, eraapasionado de la organización de fuerzas de combate, flechas orientadas y la última novedad bélica ―el lanza piedras‖. ¡Era un verdadero general! Con el avance de la edad y el correspondiente aumento de la sabiduría, Absalón también se preocupaba por asuntos humanos; sin embargo, estos lo incomodaban un poco. El Creador ya no era reverenciado como en su tiempo, los filósofos eran ridiculizados, habíauna inversión completa a la política. Se creía más a la energía y necedad de los jóvenes que en la orientación ponderada de los más viejos. Un día Absalón caminaba por el barranco, sumergido en sus pensamientos cuando, de repente ¡PUFF!, apareció una nube de humo acompañada de una voz estruendosa: Absalón, se postró. ¡Sólo podía ser el Creador en persona! Absalón, volvió la voz, no estoy contentocon los hombres, están politizados, pelean entre sí y sólo defienden sus propios intereses… Haré llover por cuarenta días y cuarenta noches, hasta cubrir la tierra de agua. Será conocido como ―El Diluvio‖. Pero quiero que una nueva humanidad nazca de un hombre inteligente, práctico y con objetivos. Anda y construye un barco para ti y tu familia y coloca dentro una pareja de cada ser viviente.Tendrás 4 meses para esta empresa. Mi contacto contigo será el Arcángel Gabriel, a quien acostumbran llamar ―El Ministro de Dios‖. ¡Puuf! Y la nube se fue. Absalón se levantó pálido. ¡El Creador lo había elegido como generador de la nueva humanidad! ¡Todas sus ideas serían propagadas hacia el futuro! Sin embargo, Absalón no conocía nada de barcos ni de navegación, pero no discutiría para no perder lagran oportunidad dada por el Creador. Absalón tenía sesenta años y era difícil ganarse la vida y estatus que se merecía. No obstante, ¡cuatro meses era muy poco tiempo! Era necesario resolver un problema técnico, construir un barco enorme. ¡Qué OBJETIVO! ¡Absalón probaría ser capaz de salvar a la humanidad con la sabiduría de los más viejos, usando la energía de los más jóvenes. Absalón buscó en sumemoria. Conocía a un ingeniero naval llamado Nuel. ¡No, no, Noé! Sí, era ese el hombre, Noé podría construirle el barco. Absalón sería el coordinador de tal empresa y Noé sería el elemento técnico. Así como pensó, ya conversaba con Noé. —Mi amigo -decía Absalón- quiero pedirle un barco… ¡y de los grandes! Noé le contestó: Sí señor, pero ¿de qué tipo, para qué carga y para qué tipo de navegación?Absalón respondió: Sí, sí Noé, esos son detalles. Es un barco para carga grande y aguas pesadas, quiero hacer un viaje con la familia y llevaré todo. —Está bien, señor. Aquí mismo tenemos bosques con madera de densidad 9.8 y en cantidad suficiente. Si la carga es grande, haremos el centro de gravedad bajo el centro de empuje alto, de manera tal que se obtenga gran estabilidad. Creo que con diezbuenos carpinteros, que consiga y un mes de trabajo duro, estaremos con el barco listo… —Perdón, querido Noé, no quiero interrumpirlo, pero ¿cómo puede estar seguro de esa cantidad de madera? ¿si los hombres son realmente competentes? ¿si trabajarán con eficiencia? —Señor, la unidad a la cual me refería se llama densidad y los hombres son carpinteros, antiguos conocidos míos…

—No, no, Noé –dijoAbsalón con una sonrisa complaciente–, esta empresa es grande y la coordinación es mía. Seré como un presidente y usted será el técnico, ¿de acuerdo? De acuerdo, señor presidente, el barco es suyo y quien manda es usted, rezongó Noé encogiéndose de hombros. Se levantó para despedirse de Absalón y se retiró. Absalón pensó: –Caramba, ¡no había pensado en eso! Se necesita carpinteros para cortar...
tracking img