El halconazo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1187 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Días después de la matanza ocurrida el 10 de junio de 1971 en la ciudad de México, el coronel Manuel Díaz Escobar, entonces subdirector de Servicios Generales del Departamento del Distrito Federal, compareció ante la Procuraduría General de la República (PGR) para declarar en torno a lo que se conoció como el halconazo o Jueves de Corpus, y afirmó que “como cualquier ciudadano, por medio de laprensa supo de la existencia de personas a quienes la imaginación popular los ha denominado halcones, pero en caso de existir, no tenían nada que ver con la oficina a su cargo”; sin embargo, el militar era nada menos que el jefe máximo de ese grupo desde 1966.
El 10 de junio de 1971, centenares de estudiantes fueron atacados a tiros por paramilitares en la calzada México-Tacuba para evitar que semovilizaran en demanda de la liberación de presos políticos, la derogación de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Nuevo León y para exigir la desaparición de los grupos porriles en escuelas de educación media y superior, entre otras cosas. Fue la primera gran movilización estudiantil luego de la matanza del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco. Era el periodo presidencial de Luis EcheverríaÁlvarez y en la regencia del Distrito Federal estaba Alfonso Martínez Domínguez.
El ex regente, quien falleció en noviembre de 2002, negó tener conocimiento de la existencia de los halcones, pero el 23 de junio de 1971, la Dirección Federal de Seguridad detuvo a un ex halcón y logró obtener además de 50 credenciales de estudiantes presuntamente atacados por integrantes de ese grupo, dos tarjetasen las que Díaz Escobar habría retransmitido las órdenes de Martínez Domínguez.
Según consta en documentos que hoy están en el Archivo General de la Nación bajo el registro 2438, el contenido de las tarjetas fue: “Nota: la siguiente remesa, recomienda el señor regente aplicar todo el rigor del tratamiento, se trata de cabecillas. P.D.T. Para escarmiento hagan(lo) frente a los demás detenidos.“Francisco Pruneda Romero, Héctor Enrique Olivera Nolasco, Mauro Pérez Martínez. Detenidos Vocacional 1 (Inguarán). Puestos en libertad después de darles obsequio.”
Según las constancias documentales de este tema que hoy existen en el Archivo General de la Nación y de las cuales La Jornada tiene copia, desde el 23 de junio de 1971 la PGR, a cargo Julio Sánchez Vargas, supo por un reporte de laDirección Federal de Seguridad que Díaz Escobar, El Maestro, era el jefe de los halcones, pero nunca actuó en su contra.
El 18 de junio de 1971, personal de la PGR acudió a la Subdirección de Servicios Generales “A” del Departamento del Distrito Federal (DDF), a fin de tomar declaración ministerial al coronel Manuel Díaz Escobar, titular de esa área.
Desde el inicio del proceso el militar negó“terminantemente la existencia de algún cuerpo o grupo con propósitos o finalidades como las que motivan esta diligencia (la matanza del 10 de junio).
“Para los efectos de la averiguación, desea agregar (Díaz Escobar) que aproximadamente por el mes de julio de 1970, por instrucciones de la persona que era el jefe del DDF en esa época, el general Alfonso Corona del Rosal, se creó un personal de vigilanciapara el cuidado y mantenimiento de instalaciones especiales, como el Metro que se iba a inaugurar, numerosas bombas de agua, plantas de tratamiento de aguas negras (...) Que al cambio de la administración pasada, con fecha primero de diciembre de 1970, este personal causó baja, porque estas funciones pasaron a la Dirección General de Policía y Tránsito del Distrito Federal.”
En su comparecencia,Díaz Escobar dijo que si alguna persona de la dirección a su cargo, “con posterioridad a la manifestación concurrió a esa zona, se debió a que en forma sistemática y como es costumbre, después de que ocurre cualquier acto en que necesariamente se genera basura y se ensucia la ciudad, el personal de la oficina de limpia tiene la obligación de limpiar totalmente el área”.
Sin embargo, el...
tracking img