Fahrenheit 9/11

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3200 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ANÁLISIS DE DOCUMENTAL

Fahrenheit 9/11
Michael Moore

La cinta de Moore hace uso de todos los recursos efectivos y efectistas para criticar al poder pero jamás se cuestiona por los mecanismos cinematográficos que lo instituyen como relato totalizante. Dentro de eso, Moore articula una crítica cívica, es decir, una crítica dentro de la legalidad y a la legalidad pensando críticamente, pero ala vez dando crédito a un estatuto "real" de la imagen (imágenes de cuerpos destrozados por la guerra, una mujer llorando frente a la casa blanca, como pruebas de algo que existe en alguna parte) es decir, validando códigos pertenecientes a un sistema de imágenes que en términos de manipulación medial también forma parte del dominio de unos a otros. Entre CNN y esto, en definitiva, no hay tantadiferencia, es sólo una cosa de énfasis discursivos y no la puesta en cuestión del propio discurso.

Son las reglas de uso de un sistema tecno-comunicacional de imágenes que existen para seguir manteniendo la situación de dominio. Son reglas de uso que Moore ocupa muy bien, pero que no necesariamente crean un momento de verdad cinematográfica (quizás dos, pero eso lo dejo para otra ocasión). Másbien, están situadas desde aquella pequeña tribuna moral que el espectador pareciera ir a resguardar aún al cine pero donde cuerpo e historia son dos cosas escindidas. Se asume esta verdad pero esta no necesariamente esta crea una "conciencia" política. Es la tranquilidad de las butacas, de la buena función nocturna, que pasa casi tan rápido como su olvido. El espectador contemporáneo asiste aestas verdades (morales) en pretérito, por que hay una escisión entre un tiempo y otro, entre el mundo de las imágenes y el mundo de las cosas.

Moore, en ese sentido, resguarda la incomodidad necesaria para el sano funcionamiento de las cosas, es necesario de vez en cuando que se digan “unas cuantas verdades” para poder seguir circulando tranquilamente. Es la inserción desde la negatividad en eltablero de los objetos que juegan el juego de sus jugadas. ¿No hay otra opción? ¿Sólo haciéndose “visible” se da presencia? ¿Es lo necesario hoy en día? Preguntas y preguntas.

Su siguiente documental Fahrenheit 9/11 mantiene la temática y trata temas relacionados con las reacciones del presidente Bush al enterarse de los ataques del 11 de septiembre (pasaron 7 minutos antes de que hicieraalgo); y propone su teoría (fundamentada) sobre la relación que existe entre la familia Bush y Osama Bin Laden.
Desde que se supo la noticia, la polémica ha rodeado a este documental. Moore estaba conciente de que su obra no llegaría a las salas de cine debido a lo controvertido del tema, pero los franceses precedidos por Quentin Tarantino se encargarían de dar un apoyo increible. Este año, sudocumental fue puesto dentro de la selección oficial del Festival Internacional de Cannes, el festival mas prestigioso y aclamado en cuanto a cine mundial se refiere. El jurado, ecabezado por Quentin Tarantino (director de Pulp Fiction y Kill Bill) optaron por romper la racha de 48 años de pellículas de ficción galardonadas (el documental de Jaques Custeau El mundo silencioso ganó en 1956), para darlela Palma de oro a Farenheit 9/11; en un hecho que la prensa catalogó como movimiento más de índole político que cinematográfico.

El premio impulsó a la película a niveles inimaginables, siendo uno de estos el que el público estadounidense esperara con ansia la llegada de la película a los cines (ya fuera para criticarla o adorarla). A 5 semanas de su estreno en cartelera, el documental harecaudado más de 100 millones de dólares, y no parece que vaya a salir de los cines pronto.

La fama no se le ha subido a la cabeza a Moore, quién sigue dando golpes a diestra y sinestra contra la política de su país. En Crawford, Texas, lugar en donde el presidente Bush tiene su rancho, ningúna sala de cine quiso proyectar la cinta, por lo que Moore se la dió al Crawford Peace House, una...
tracking img