Historia de nutricion en america latina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 67 (16593 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
BOSQUEJO
HISTÓRICO
DE
LA
ALIMENTACIÓN
HUMANA
 

Discurso
leído
por
el
 
 EXCMO.
DR.
D.
MIGUEL
COMENGE
GERPE
 
 en
la
Solemne
Sesión
Inaugural
del
Curso
1943‐1944
 




Señores Académicos: Hacer historia de la alimentación es cantar el himno gigante que pone de relieve los trabajos, el ingenio y la perseverancia desarrollada por unos hombres oscuros que han conseguido, no el diario sustentode modo aleatorio, sino asegurar una vida más noble y elevada a la posteridad, arrebatando a la selva sus secretos, creando mil artes de caza y pesca, domeñando el instinto de los animales y cultivando plantas útiles. Desde el hombre que se alimentaba de modo instintivo, buscando su mantenimiento cotidiano, desamparado en medio del mundo, luchando con las fieras, hasta el que amansó algunas deellas en su provecho hay un gran paso en la civilización; cuando llega a cultivar un cierto número de plantas ha logrado un gran bienestar. Loas filósofos entonces pueden inquirir cuál es la alimentación que más conviene a nuestro cuerpo y trazar caminos que si hace muchos siglos que están abiertos aún no han podido llegar a una contestación exacta y clara. Posible es que estos químicos y biólogos dehoy, continuando los caminos trazados por los filósofos, consigan dar una explicación satisfactoria. Cuando el hombre comienza a inquirir la composición los alimentos y cuáles convienen más a u organismo, siguiendo sus transformaciones dentro de nuestra economía; cuando aplica la técnica a la producción, almacenamiento, transporte y conservación para evitar pérdidas antes de utilizarse. siabandonando los derroteros, tristemente egoístas, que señala Malthus se acoge a la espléndida escuela optimista de los Liebig, Mendel o Pasteur, que demuestran cuánto puede mejorar la producción con el asiduo trabajo, sólo entonces comienza el período de la alimentación racional. Los progresos de la química biológica y los del análisis químico; los adelantos de las ciencias naturales y de la químicapara producir más y mejor; la aplicación de los métodos industriales para conservar los alimentos; los esfuerzos realizados para sustituir los alimentos cuando escasea cierto número de ellos. Y en otro orden de cosas, los progresos científicos

reunidos para aunar los esfuerzos que persiguen el fraude los alimentos y productos de uso inmediato; la legislación dada en los distintos países comoconsecuencia de estas reuniones internacionales, todo ello es motivo de historia que oponer al anterior período de alimentación instintiva. Seguramente que un estudio histórico profundo del modo de nutrirse los pueblo en general pondría de relieve el esfuerzo humano, tanto más que admirar cuanto mayor espacio tenían que dedicar a conseguir el sustento diario. Y un estudio biográfico del modo denutrirse los filósofos, los atletas, los esclavos, los príncipes y santos arrojaría luz clarísima sobre los hechos pasados y serviría de lección provechosa a los venideros. No podemos darnos a tan magna empresa. Las fuentes históricas que hay que consultar son múltiples y curiosísimas; las escrituras cuneiformes y jeroglíficos egipcios; desde el Código mandado esculpir en la negra diorita por Hamurabí,el famoso rey de la primera dinastía babilónica, a los libros sacros, a la mitología griega. Los relatos de Ctesias, Beroso, Herodoto, Estrabón, Marco Polo, Colón y conquistadores. Desde los geopónicos griegos y los escritores latinos de Agricultura, Varrón, Columela, Catón, Paladio, pasando por la obra inmortal de Plinio, las interesantísimas Obras Morales de Plutarco1 y los escritos, ya másespecializados, de Hipócrates2, Galeno3, Eudemo4, Mnesiteo5, Oribasio5bis, Archestrato6 y algunos discípulos de Teofrasto, Lynceo, Diágoras e Hippolochus7, cuyo interés por conocer lo que comían los otros pueblos les hace abandonar su patria en distinta dirección, comprometiéndose a comunicarse sus descubrimientos. Las Etimologías de San Isidoro, las obras de botánica de Ibn-Beithar8 y la de...
tracking img