Hitler

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2889 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Entrevista a Adolf Hitler
Patricio A. Moris Ferrando

"Ya basta de la dominación del débil sobre el fuerte"

Berlín no es la misma ciudad que en aquellos locos años 20 ebullía gracias a su intensa actividad cultural, pero que a la vez estaba condenada a los horribles contrastes de opulencia y miseria, por culpa de una desbocada inflación y un pésimo manejo de las finanzas. Hoy, si bien noexisten aquellas fiestas que eran la envidia de los más alocados jóvenes de Europa, tampoco existen esos antros de la perdición, donde lujuriosos y lujuriosas irredentos tenían contactos carnales (pues de íntimos nada les quedaba) sin discriminación alguna de sexo o número de personas (si es que a esos pecadores fuese aplicable el nombre de personas). En esta ciudad se puede respirar orden yprogreso, pero la verdad es que paz, nada. La tensa calma reinante es producto de aquellos poco amables oficiales de la SS, que hacen sentir el peso de sus uniformes, distintivos de su poder omnímodo sobre la vida y la muerte. Adolf Hitler, Canciller de la Alemania Nazi, está orgulloso de sus hombres, "fieros mastines sin asomo de ninguna emoción débil en sus ojos", como él acostumbra llamarlos.Hitler, "Führer" de los germanos, es un caballero de tomo y lomo, de refinados modales, a pesar de los cual su conversación en temas contingentes perturba a cualquiera que no comulgue con sus ideas. Además, su encomiable caballerosidad no es compatible con los rudos ademanes exhibidos por las fuerzas de su ejército durante la invasión a Checoslovaquia, nuestra extinta vecina que a pagado con susindependencia la efímera tranquilidad de estos días, siendo arrasadas sus ciudades ante la mirada indolente de la vieja Europa. La reivindicación de los sudetes podía ser legítima, pero la usurpación y sometimiento del cual hoy son víctimas los checoslovacos sólo tiene parangón en la barbarie medieval. A pesar de mis convicciones, que trate de disimular por una pequeña cuota de educación y unagrandísima de prudencia (aunque debo de confesar que dudo si no fue en verdad cobardía) el Canciller me ha atendido con una gran afabilidad, asegurándome que, a pesar de mi nacionalidad polaca (otro estado amenazado por las fuerzas de la ideología nacionalsocialista) yo tengo todos los derechos que le corresponden a un ciudadano del "Tercer Reich", por la pertenencia a la raza Aria es un privilegioque trasciende "las ignominiosas fronteras establecidas por la vergüenza de Versalles". No pude evitar que una sonrisa sarcástica cruzara mi rostro, pero al parecer el Canciller pensó que era de satisfacción, de manera que hube de explicitar mi pensamiento...

• Señor Canciller, la frontera entre Austria y Alemania no fue establecida por el Tratado e Versalles.

Quisiera pedirle, porfavor, que no se refiera en adelante al "tratado", para que exista un tratado es necesario que existan dos o más países en acuerdo. Lo que ocurrió en Versalles fue un contrato de compraventa entre la banca judía y los que odian la superioridad, aunque la verdad es que no existe mucha diferencia entre ambos grupos. Ahora, contestando su pregunta, la ya existente frontera entre Alemania y Austriarespondió a las mismas razones que la ignominia de Versalles. La influencia ejercida por grupos inferiores sobre la antes celebre casa de Habsburgo impedía que resucitara el imperio de Otón. El imperio de Austria estaba contaminado con sangre eslava y esta circunstancia finalmente lo haría caer. Gracias a Dios, los arios siempre nos encontramos a la altura de nuestro origen, a pesar de lo obscurasque puedan ser las circunstancias, por lo cual la tarea sagrada que nos imponía nuestro alto destino debía ser realizada. El tan ansiado "Anchluss" se realizó y todo el mundo pudo observar el entusiasmo que produce la fuerza al servicio de la idea.

• Perdón ¿Podría aclarar que significa eso del "Entusiasmo que produce la fuerza al servicio de la idea"?

Hegel, insigne filosofo ario,...
tracking img