Ilustracin

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 53 (13028 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 5 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1 La Ilusión y el Engaño: La Independencia Venezolana y el Naufragio del Mantuanismo. Aníbal Romero (2001) 1 El debate sobre las consecuencias no intencionales de nuestra acción tiene gran interés teórico para las ciencias sociales. Autores de la relevancia de Maquiavelo, Weber, Popper, Arendt y Albert O. Hirschman, entre otros, han destacado de qué manera la naturaleza incierta de la dinámicasocial introduce elementos imprevisibles en la acción de los agentes históricos, transformando con frecuencia sus intenciones y trastocando sus propósitos, generando así amplio espacio para el análisis de la “alquimia” mediante la cual aquéllo que deseamos lograr acaba con frecuencia convertido en lo contrario de lo que aspirábamos. De allí la insistencia de Popper en que el esfuerzo orientado aanticipar las consecuencias no intencionales y muchas veces no deseadas de nuestra acción es una tarea legítima, quizás la más importante de las ciencias sociales. 1 En su momento, Maquiavelo también advirtió la extraña y sorprendente “alquimia” de la política, mediante la cual el bien en ocasiones se transmuta en mal, y éste en bien, y acciones que se planificaban para obtener un fin terminan porproducir otra cosa muy diferente. 2 Es vana, dicho en otros términos, la presunción que nos atribuye el poder de diseñar y controlar las complejas estructuras, instituciones y procesos de la evolución social, presunción que asume que los actores sociales poseen un conocimiento ilimitado acerca de sus propias condiciones, la naturaleza de sus circunstancias, el impacto concreto de sus decisiones y elrango de sus posibilidades. La verdad es distinta; los actores sociales, en su búsqueda de fines particulares, no pueden estar seguros sobre las reacciones que sus empeños suscitarán, y por ello sus estrategias y objetivos siempre están sujetos a un margen de incertidumbre, margen que usualmente varía de acuerdo con la complejidad de la situación social en cuestión. 3 Hirschman señala que loscambios no planeados ni deseados son generalmente más radicales que aquéllos que surgen de la voluntad consciente de los agentes o actores sociales, por la sencilla razón de que la imaginación del agente o actor social está severamente limitada por su experiencia inmediata y los precedentes históricos que les influyen. Por otra parte, el cambio no intencionalmente producido es mucho más difícil dedetectar a tiempo y de bloquear por las fuerzas que se oponen al mismo. En la práctica, son esos sectores reacios al cambio los que, sin percatarse de ello, en ocasiones contribuyen a estimular las transformaciones que no desean. 4

2 En este orden de ideas, Arendt ha enfatizado que el concepto moderno de revolución, vinculado a la noción de que el curso de la historia recomienza otra vez, cobrófuerza a partir de las dos grandes revoluciones de fines del siglo XVIII —la francesa y la norteamericana: “Antes de que se involucrasen en lo que eventualmente se convirtió en una revolución, ninguno de los protagonistas clave tenía la más mínima premonición acerca del curso probable del drama.” 5 Aunque parezca sorprendente, las “limitaciones en la imaginación” de esos actores posiblemente dio alos cambios, una vez iniciados, un carácter más radical del que de otro modo —si hubiesen sido planeados de manera intencional— habrían tenido. Weber sintetizó el problema en su famosa conferencia en torno a “La política como vocación”, cuando escribió que es “…una tremenda verdad y un hecho básico de la Historia…el de que frecuentemente, o, mejor, generalmente, el resultado final de la acciónpolítica guarda una relación absolutamente inadecuada, y frecuentemente incluso paradójica, con su sentido originario”. 6 Las revoluciones son un ejemplo típico de este trastocamiento de fines y realizaciones concretas; se trata de procesos guiados por hombres y mujeres que proclaman la superioridad ética de sus proyectos políticos, y reclaman para los mismos el sentido progresista de una...
tracking img