La condesa del pedreguero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1486 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA LEYENDA DE LA CONDESA.
(FERNANDO BARRAZA)

El rey Francés Luis XIV envió a España a Marie de la Remoille, princesa de los Ursinos, con la condición de que consiguiera la corona española para su nieto. Marie era una mujer de carácter firme y se caracterizó siempre por ser una trepadora social que conseguía sus propósitos a costa de lo que fuera…
De hecho fue precisamente por medio de lasartes seductoras que consiguió al titulo a la muerte de su esposo Ursini, eso ocurrió en 1598. Durante un tiempo estuvo viviendo en Italia ejerciendo la diplomacia.
Años después cambió su residencia a España y se puso a las órdenes de Luis XIV, ahí inicialmente se convirtió en camarera de la reina María Luis de Saboya, y de manera imperceptible empezó a mezclarse en los asuntos de palacio. Tuvomucho que ver con las decisiones de la corona al grado de ocasionar disputas entre los propios enviados de la corte francesa. En virtud de tales hechos Luis XIV tuvo que obligarla a regresar a Francia.
Aunque no es este el asunto que hay que tratar, viene al caso mencionarlo, puesto que fue precisamente ella, la que de manera directa influyó en la formación del carácter de una mujer tan ambiciosa omas que ella misma: me refiero a la condesa del pedreguero, el nombre lo había tomado de una antigua provincia española llamada justamente “El pedreguero”, (Mismo que tenía su origen –posiblemente- en el nombre de Pedro). Cuando ella se trasladó a España acompañando a Marie, aún no ostentaba dicho titulo de nobleza…
La mencionada condesa aprendió –como ya mencioné-, las artes de la seducción yla diplomacia de Marie de la Remoillé y tras la muerte de Carlos V, quien fuera sucedido por Carlos II, ella se introdujo como sierpe a la corte en donde perfeccionó sus maldades y se relacionó con las más alta alcurnia y la nobleza española.
En 1692 la condesa tendría aproximadamente unos 24 años y siendo monarca Carlos II, éste dio instrucciones al almirante francés Duchase que fuera de Brest ala Coruña para embarcar al nuevo virrey México, el duque de Alburquerque y su corte, de esa manera envió a la nueva España al duque para que ocupara dicho cargo, acción que fue ejecutada de inmediato. Entre el séquito que le acompañó venía la tan mencionada “condesa”.
Mientras atnto allá en el “mundo viejo”, Carlos II murió sin sucesión directa, acontecimiento que le dio oportunidad a Luis XIV deinfluir para que su nieto Felipe V el conde de Anjou, fuera coronado rey de España (habiéndose salido con la suya gracias al apoyo de Marie y su pupila la dichosa condesa del Pedreguero) iniciándose en esta nación la dinastía de los Borbones.
Francisco Fernández de la cueva Enríquez, duque de Alburquerque, marques de Cuéllar, gobernó entre 1702 y 1710, se caracterizó por su afición al lujo,introduciendo la moda francesa a la Nueva España y muchas banalidades, sin embargo es importante mencionar que a él se debe que se continuara la construcción del santuario de Guadalupe, en esa época, la condesa del pedreguero ya era dueña del edificio que actualmente alberga a la delegación Miguel Hidalgo en el Distrito federal, entre una inmensa cantidad de haciendas y edificios, sin embargo; donFrancisco que había sido amante de la condesa, al darse cuenta de que con sus traiciones había conseguido tantas propiedades y para evitar el desprestigio, en 1708 aproximadamente, el virrey la acusó de traición retirándole todos los apoyos y mandándola a vivir exactamente a la región que habitaban la tribus chupícuaras, en lo que actualmente es la ciudad de Acámbaro. En ese entonces la condesacontaba con aproximadamente cuarenta años (Justo cuando Duchase, como jefe de la escuadra gala que escoltó a las naves peninsulares de la flota de la Nueva España desde Cartagena a Veracruz, arribaba al puerto. El dato es curioso, puesto que en primer viaje de Duchase, llegó la condesa y coincidentemente con el segundo, ella se iba desterrada para siempre; en esa ocasión Duchase no tuvo oportunidad...
tracking img