la llorona

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (559 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de abril de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
La leyenda de la llorona
Hace muchos años…
Cuentan que al interior de un "panteón futbolero" todas las noches se escuchaba la voz de mujer que gritaba… ¡ayyy mis hijos!.

Aquel lamento, según sedice, provenía desde el fondo de un canal lleno de estrellas. Y es que esta señora era madre de “Águila”, “Rayo” y "Gladiador" y durante mucho tiempo estos chamacos la habían hecho sufrir al gradoque de poco a poco se fue deshaciendo al menos de 2 de ellos.

Comencemos con el pequeño… adoptado en San Luis Potosí e integrado a la familia sólo en un afán de hacerla crecer teniendo más miembros ycon ello mayor poder que otras.

Aquel niño, pese a su corta edad también tenía gran historia y abolengo pero carecía de personalidad y vivía de las glorias de sus antecesores, hasta que un díaquiso trascender y bajo el cobijo de su nueva madre, el panorama le pintó distinto. Precisamente por ese espíritu emprendedor y de batalla lo conocían como el “Gladiador”. Pero cuando se enteró que lomás sano para la familia era deshacerse de él pues las presiones de otras dinastías obligaban a su madre a abandonarlo prefirió huir y la dejó llorando.

El segundo era "Rayo", que como buen "traga-años" en realidad era un anciano con un pasado lleno de glorias que buscando renovarse hizo un "pacto con el diablo" y compró juventud mudándose a Aguascalientes luego de que toda su vida creció en lacapital.

Este hijo siempre fue minimizado, conocido como el “hermano pequeño” y cuenta la leyenda que comía de las sobras que le dejaba el hermano mayor pero aún así fue capaz de darle un sinfín desatisfacciones a sus padres.

Un día, cansado de cambiar de ropa, colores, apodos, escenarios y sintiéndose ignorado, este hijo también dejó a la llorona.

Ahora, ella realmente sólo le dedica suatención a uno.... "Américo Crema de Coapa" alías el "Águila" quien es su gran consentido, el rey de la casa, al que realmente quiere y cuida…su gran tesoro.

Pero como la felicidad nunca es...
tracking img