La mujer cristiana y su desarrollo personal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1754 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 3 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA MUJER CRISTIANA Y SU DESARROLLO PERSONAL HOY; a la luz del pensamiento paulino.

POR

Abner García

Ensayo Personal #3

Master

Olivet Nazarene University

Noviembre, 2008

Aprobado por
Profesor Alberto Guang

olivet nazarene university

INTRODUCCION

No debemos obviar nunca que unapersona, con independencia de su genero, edad, raza o conocimiento previo, es o será capaz de aprender (o de ser educada) siempre y cuando sea participe activo de su propio proceso en esta acción educativa que decidiera iniciar.

¿Qué pasa con las mujeres (en su gran mayoría) en este sentido? No han podido liberarse del esquema antiguo en donde, históricamente, su función ha estado sola yúnicamente vinculada a lo interno en su casa. Es cocinera, lavadora, planchadora, amamantadora, cuidadora, mandadera, procreadora (de hecho que para ello deberá ser compañera /objeto sexual) y todo lo demás que su condición de mujer sin emancipar requiere o demanda.

¿Quién o cual persona podrá educarse bajo esas condiciones?

Solo aquella que, tomando conciencia de su situación enfrenta su realidady asume el desafío de actuar en su propio bien, asumiendo un papel de estudiante con la posibilidad de crecer y madurar hasta alcanzar un nivel de desarrollo que le haga capaz de desenvolverse en todos los ámbitos de la sociedad, incluyendo la Iglesia.

Pablo fue gran evangelista y misionero, pastor, pero además, un gran maestro. Como tal, a este nivel del desarrollo humano y de las ciencias,él ya estuviera al nivel de los más eruditos y ofrecería una respuesta adecuada a la mujer cristiana de hoy. Si bien es cierto que afirmar esto implica plantear una cuestión prácticamente subjetiva posible, no por ellos seriamos capaces de limitar a tan excelente hombre que el Apóstol fue pensando que haría las cosas al retrogrado modo en que muchos de entre nosotros, pastores y lideres, hemosasumido sus escritos y por ende, aplicados sin reflexionar.

Aprender, implica primero aprender a aprender, y antes que esto, aprender a pensar para así poder hacer valer lo aprehendido relacionarlo con el contexto después de interpretarlo y al final, integrarlo y re-crearlo (si es necesario). Esto suena complejo, pero es belicosamente simple y bíblico a la vez. De acuerdo con Proverbios 2: 1-15.En todo caso, para mi modo de entender este asunto del “rol de la mujer en la Iglesia de hoy”, me atrevo a decir que:

- No hay tal rol,

- No hay excepción a la resp.

- No hay omisión o excusas.

- No hay acción sin reflexión (aun para lo perverso)

- Si hay intención y maldad.

- Si hay ignorancia.

Aprender durante la marcha.

El punto inicial dentrodel proceso o punto de partida, es la toma de decisiones concientes alrededor de un problema. Nuestro problema en la Iglesia nos vincula directamente al problema social denominado como “machismo”. Esto es un fenómeno social que ha imperado en todas las sociedades y que de forma sencilla se traduce como el acto de poder y autoritarismo que una persona ejerce sobre otra.

Como tal, el machismo,no tiene raza, es universal y es diabólico, es parte del sistema patriarcal que prácticamente siempre ha existido en la humanidad. Lo han ejercido hombres y mujeres en la historia y se han ubicado tras la imagen de lo divino para asumir las actitudes de prepotencia, autoritarismo, totalitarismo e injusticia que le caracteriza como sistema.

Es triste ver en modelos latinos (y en la Iglesia)personas mujeres reproduciendo estas actitudes en contra de otras personas que lo permiten, por ejemplo: maltrato infantil, violencia intrafamiliar contra ancianos, discapacitados o infantes, violencia intra laboral o cualquier otra oportunidad que sea dada.

Volviendo a lo primero, consideremos la situación histórica de la mujer. Ha sido asediada para conquistarla, ha sido asediada para...
tracking img