Licha

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1341 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
081690675-4
EL PAGO AL KARMA

En la lejana tierra de Irlanda, existía un rey llamado Abismael que Parecía vivir tan sólo para las bromas. La manera más segura de ganar sus favores consistía en narrarle un cuento donde abundaran las obscenidades y las burlas hacia otras personas. El rey Abismael contaba con siete ministros en su corte, todos ellos se parecían a el por ser corpulentos, robustosy sudorosos. A este rey sus ministros le consiguieron un bufón profesional llamado Shizco y a una delicada bailarina llamada Xochitl que era nativa de un lejano país en el que parecía estar regido por varios mitos y costumbres. Estos dos servidores del rey Abismael eran dos enanos que se tenían mucho aprecio el uno al otro, pues los dos se conocieron desde una edad joven, y ya habían pasado variascosas juntos.
Shizco, como era un bufón, levantaba el ánimo de su majestad y Xochitl alegraba con sus movimientos a los ministros, eran de gran ayuda por eso su majestad tuvo a estos dos bufones durante muchos años. Después de varios años Shizco se estaba cansando de las continuas burlas y humillaciones públicas que le hacía pasar el rey ya que las burlas no eran solo porque era el payaso real,si no también porque Shizco era un tanto deforme y caminaba de una forma muy graciosa por culpa de un accidente que le ocurrió en el pasado.
Normalmente el rey Abismael le hacía beber vino, y mientras estaba borracho, la corte mas se divertía con sus movimientos y gestos, y lo peor es que a él le sentaba fatal el alcohol y ya estaba arto de esa situación. Esto mismo se lo comento a su amigaXochitl, quien ella, aunque también estuvo de acuerdo, le comenzó a recordar en ese momento a su viejo amigo, historias sobre las creencias que tenían en su país. Una de ellas era sobre una presencia que existía en todo momento a la cual le llaman “Karma”,-las personas tienen la libertad para elegir entre hacer el bien y el mal, pero tienen que asumir las consecuencias derivadas-. Después deplaticarle de esto, Xochitl le dijo a Shizco que no obrara mal pase lo que pase por que el Karma es muy estricto con las personas que traicionan a su buen corazón.
Un día su majestad se acerco a Shizco y le dijo:
-Shizco voy a hacer una fiesta de carnaval, con muchas máscaras y disfraces, solo voy a invitar a la nobleza y necesito de tu ayuda para que la fiesta marche bien.
El día de la fiestaShizco fue llamado -Ven aquí, Shizco -mandó, cuando el bufón y su amiga entraron en la sala -. Bébete esta copa a la salud de tus amigos ausentes...(Shizco suspiró)...y veamos si eres capaz de inventar algo. Necesitamos disfraces... Algo fuera de lo común, algo raro. Estamos cansados de hacer siempre lo mismo. ¡Ven, bebe! El vino te avivará el ingenio.
Como los miembros de esa corte eran malvados,hicieron que Shizco se emborrachara, diciéndole que brindara por ellos y por su gran amiga que seguía a su lado.
Al ver las malas intenciones principalmente del rey, pálida como un cadáver, Xochitl avanzó hasta el trono del monarca y, cayendo de rodillas, le rogo que dejara en paz a su amigo, con un gesto de gran solidaridad.
Durante unos instantes el malvado rey la miró lleno de asombro antetal audacia. Parecía incapaz de decir o de hacer algo... de expresar adecuadamente su indignación. Por fin, sin pronunciar una sílaba, la rechazó con violencia y le tiró a la cara el contenido de la copa que en ese momento le ofrecía a Shizco.
La pobre bailarina se levantó como pudo y, sin atreverse a suspirar siquiera, salió del salón real y se dirigió directo a su pocilga.
Después de pasar portal situación el rey decidió dejar en paz a Shizco para que empezara a fabricar los disfraces.
Shizco como pudo les hizo unos trajes parecidos a unos simios. Al ver los disfraces el rey y sus ministros quedaron encantados con la idea y así salieron orgullosos a la fiesta. Shizco que le habían encargado animar la fiesta reunió a los ministros y al rey en el centro de la sala diciéndoles que...
tracking img