Los dos jacobo(santiago)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1329 palabras )
  • Descarga(s) : 20
  • Publicado : 7 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los dos Jacobo (Santiago)

Dos son los apóstoles que llevan el nombre de Santiago. Se les suele diferenciar por el sobrenombre de Mayor y Menor,
. En castellano se les nombra Santiago como una contracción de San Jacobo.
Uno de los Santiagos es hijo de Zebedeo y Salomé -mujer que se contaba entre las que permanecieron fieles al pie de la Cruz de Jesús- y hermano de Juan el evangelista. A estese le suele llamar el Mayor, quizá porque fue uno de los cuatro primeros apóstoles. El otro - el Menor por tanto- es hijo de Alfeo y una de la Marías también discípula del Señor, y como Salomé, fiel al pie de la Cruz. Ambos apóstoles proceden de ambientes familiares de gran calidad humana y religiosa, lo que nos permite ver en ellos una estabilidad y fidelidad bien fundamentada desde su infancia.Santiago y Juan eran hombres de carácter, por eso deben formar personalidad. Se advierte ese temperamento cuando se hacen discípulos de un hombre de fuego como el Bautista, que realmente no era una caña movida por el viento, como suele ser la mayoría. También se ve cuando siguen a Jesús con decisión. Pero sobre todo se advierte su carácter decidido en su vocación, cuando al decirles Jesús"sígueme", a pesar de que estaban remendando sus redes, "ellos, al instante, dejaron la barca y a su padre, y le siguieron" ; no algo más tarde, sino al instante, con prontitud, con energía, con valentía, pase lo que pase, pues ya han pensado bastante: no podían ser unos cobardes. Cierto que no dejaron sólo a su padre, pues tenía jornaleros, como señala Lucas, pero es muy de suponer que Zebedeo,conociendo bien el carácter de sus hijos y siendo muy probablemente un buen hombre, no se atreviese a oponerse a la firme decisión de esos hijos tan maduros, aunque fuesen jóvenes y inexpertos.
Compañeros de trabajo de Simón (Pedro).
Espectador privilegiado

Santiago, con su hermano Juan y Pedro, forma parte de un grupo privilegiado dentro de los elegidos. Los Doce serán testigos de la vida, muerte yresurrección de Nuestro Señor, pero estos tres podrán observar más de cerca, separados del resto, algunos momentos especiales de la vida del Maestro. ¿Por qué actuó así el Señor?. Podemos pensar que por alguno motivo de conveniencia, a pesar de ser imposible llegar a todo el fondo del querer divino.
Sea cual fuere la razón más profunda podemos ver a Santiago, Juan y Pedro presentes en laresurrección de la hija de Jairo, en la Transfiguración de Jesús en el monte Tabor y en la agonía de Nuestro Señor en el huerto de los Olivos. Un hilo conductor une los tres episodios, tan distintos entre sí: en todos están presentes la muerte y la vida de una manera extraordinaria.

Hijos del Trueno

Si Jesús llama "hijos del trueno"a los hermanos Juan y Santiago es porque su carácter debía teneralgo que ver con el estruendoso tronar en las tormentas. No parece el modo de ser de los dos hermanos algo fluido y blandengue, sino más bien algo fogoso y fuerte.
Un error demasiado frecuente entre personas que entienden poco de vida espiritual es confundir la bondad con la bondadosidad. Piensan que el santo es alguien tan espiritual que no tiene pasiones, y, que, por tanto, nada puede alterarle;es más, llegan a imaginarse al santo como alguien dulce, suave, impasible, poco dado a actos valientes; algo como entre indiferente y pasivo.
Es cierto que la fortaleza del santo le llevará a la paciencia y a callar muchas cosas; pero de ahí a no saber levantar la voz cuando conviene o a imponer la fuerza serena ante la injusticia, aunque sea a costa de la propia vida, hay un abismo.
Santiago yJuan eran dos hombres de temperamento fuerte. Sobre esta base tendrán que labrar su carácter según ese equilibrio de virtudes de la santidad.

Una inconveniente petición de la madre de Santiago y Juan pidiendo un puesto a los dos lados de Jesús cuando llegue a su reino

Les pide una fe esperanzada suceda lo que suceda, y les dice: "beberéis mi cáliz, pero sentarse a mi derecha o a mi...
tracking img