Los gobiernos radicales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2382 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
5_ Leer y establecer cómo caracteriza Romero al radicalismo.

Hipolito Yrigoyen fu epresidente entre 1917 y 1922, año en que fue sucedió Marcelo T de Alvear. En 1928 fue reelegido Yrigoyen, para ser depuesto por un alzamiento militar el 6 de setiembre de 1930. Los dos eran radicales, ambos presidentes eran muy diferentes entre sí, Yrigoyen fue contradictorio : para unos era quien venia adevelar el ignominioso regimen y a iniciar la regeneracion. Tuvieron el doble desafio de poner en pie las flamantes instituciones democraticas y conducir, por los nuevos canales de representacion y negociacion, las demandas de reforma de la sociedad, que el radicalismo de alguna manera habia asumido.
Los reclamos de participacion politica se relacionaban con mejoras en la situacion de los distintossectores sociales. Ese mandato y esa voluntad reformista, que sin duda caracterizo al radicalismo, y que habia surgido en el proceso de expansion previa.

En conclusion, el radicalismo era una doctrina politica reformista, que proponia la transformacion politica y social completa en forma inmediata. Era una variante a la izquierda del liberalismo clasico que propone el reformismo frente a larevolucion social.

6_ Leer el capitulo III y señalar loa cambio economicos, sociales y politico-ideologicos mas significativos que se producen en la argentina durante la decada de 1930. identificar. Ademas, las continuidades respecto del periodo precedente.

Los sectores que querian derribar al gobierno de Yrigoyen e interrumpir la continuidad institucional, se solidarizaban con el gobierno cuandoperseguia a los dirigentes radicales, dejaba cesantes a los empleados publicos nombrados por el gobierno derribado o investigaba fantasiosas corrupciones.
La mayoria tambien apoyaba la politica de la mano dira adoptada con el movimiento social: la intervencion en los puertos para desarmar alli el control sindical, las deportaciones de dirigentes anarquistas o comunistas y hasta el fusilamientodel “anarquista expropiador” Severino di Giovanni. En rigor, en 1930 la movilizacion social era escasa, la Depresión paralizaba la contestacion, y las direcciones sindicales, escasamente identificadas con la institucionalidad democratica, habian hecho poco para defenderla.

Las clases prioritarias, así como el Ejército se iva constituyendo en un nuevo actor politico , vacilaban entre diversaspropuestas. Era la de los nacinalistas que tomaron la iniciativa contra el radicalismo : un etilismo autitario del que se enorgullezcan.
Uriburu simpatizaba con sus nuevas formas presidenciales y con otros funcionarios. Los militantes nacionalistas, solo ocuparon algunos cargos de menor importancia en distintos gobiernos provinciales.
Uribu hizo lo posible por apoyarlos. Pero su poder y su habilidadpolitica eran escasos. Fracasada su apelacion a la sociedad, intentosin embargo una segunda baza con el ejercito , al que quiso movilizar mediante la Legión Civica, una escuadra civil organizada por oficiales, que debian ser la vanguardia de la revolucion anunciada pero que no pudo superar la intrascedencia.
Los nacionalistas mas eficaces para golpear que para construir, y esta participaronmarginal en el poder mas los estorbaba que los beneficiaba.
Se fueron distanciando del gobierno, a medida que crecia la influencia de quienes rodeaban a Justo y la alternativainstitucional, a la cual terminaron apoyando. Pronto emplearon tanto para combatir la solucion triunfante como para apelar, con energia creciente, al Ejercito. Los temas tradicionales contra la democracia se habian integradocon un vigoroso anticomunismo y un ataque al liberalismo, fuente primigenia de los males denunciados. Redujeron todos sus enemigos a uno: las altas finanzas y la explotacion internacional se fundian con los comunistas, loa extranjeros causantes de la disgregacion nacional. Podian identificarse con el fascismo, carecian de la vocacion y capacidad plebiscitaria de áquel, mas bien, reclamaban la...
tracking img