me dicen sara tomate

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1028 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de marzo de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
Este libro es interesante ya que nos transporta a esa época de preadolescentes, es el reflejo de lo que todos tuvimos que afrontar con respecto al sexo opuesto en la etapa de descubrimiento del primer amor...donde soñábamos con un beso y fantaseábamos con ese amor platónico, y aun éramos muy inocentes y cursis, pues SALVATORE D´ AMATO o Sara tomate como lo llamaban, era un niño enamoradizo, quese dedicaba a escribir poemas con cada letra del abecedario, y su meta era que al final de la ultima letra de este, debía haber besado al menos a una niña, o en especial a Lucy, su amor platónico, pero que al final termina con Harmony, su compañera y amiga, que físicamente no era lo que sus hormonas a flote esperaban, pero su corazón sí, pues ella era la típica niña "nerd", que le encantabaestudiar y también la poesía y siempre le ayudaba. Y por supuesto el al final se dio cuenta que era mejor la inteligencia que la apariencia, y termina con su amiga de biblioteca.
Normalmente las personas nos impresionan primero por su apariencia física, pero cuando la conocemos, vemos su personalidad y como son ellos interiormente. Allí es donde decidimos si seguimos teniendo con ellos una relación, yasea amorosa o de amistad. Lo que primero atrae como llamador es la apariencia física, luego que te acercas y ves que físicamente te gusta, pasas a la segunda etapa que es la que determina en segundo plano y la que define, o sea la personalidad. Las relaciones y vínculos humanos se basan en la personalidad y el carácter de cada uno de nosotros y por más bella que sea la persona si la personalidadno lo es, pues quedara fuera de tu vida seguro.
La apariencia es solo eso...apariencia, le doy mas crédito a la personalidad, a la inteligencia, al carácter, a la madurez emocional, a la educación y a la preparación, sino muchas personas serian como esos hermosos e impactantes estuches de joyería y cuando los abres adentro no hay nada o hay algo de muy baja calidad... el aspecto siempre debe sercorrecto, pero no debe ser lo que predomine sobre lo que otros valoren.
Depende mucho de la persona, en esta sociedad donde vivimos la apariencia es muy importante ya que por no sentirnos criticados por nuestros familiares y amigos siempre escogemos la apariencia física sin ver en realidad que lo que mas cuenta es la apariencia interior.


A veces nosotros nos vemos engañados por nuestrossentimientos, y que antes de que lo sepamos nos enteramos que ya hemos aprendido a amar a una persona viendo más allá de un rostro o un cuerpo bonito, y sintiéndonos atraídos por la parte interior de aquel ser. Y no me gusta la incapacidad que el personaje tiene para ser aceptado por los demás, tal y como es él. Todos queremos ser aceptados, ser “buenas personas” para otros, estimados, valorados porlos demás. Pero ocurre, que a pesar de nuestro interés en lograrlo, nos sentimos rechazados y poco queridos.
Todos tenemos ciertas características físicas y también dentro de nuestro ser que nos hacen distintos los unos de los otros, y algunas son más visibles que otras. Hay personas que se enorgullecen de sus diferencias, otras se avergüenzan de ellas y tratan de hacerlas menos visibles frente alos demás. El punto es, entonces, que es normal ser diferente, es decir, su diferencia: el simple y complejo hecho a la vez de que ninguna persona es igual a otra, por ser normal. Los problemas hormonales de esta edad, así como nuestro cambio interior y exterior, contribuyen a una medida más drástica de lo normal, por el desequilibrio emocional que estamos viviendo.
Es muy importante que, desdepequeño, el chico se sienta autorizado y libre de expresar todas sus emociones: amor, miedo, rabia, alegría.Todos los chicos, sin diferencia de sexo ni edad, necesitan sentirse queridos, respetados en sus necesidades y estimulados en sus posibilidades.
La ansiedad que siente el niño rechazado, o que teme ser rechazado, no es muy distinta de la que experimenta el adolescente que se encuentra...