Mensaje a garcia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2275 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un mensaje a García
Esta pequeñez literaria, “Un mensaje a García”, fue escrita una noche, después de la cena, en una hora. Era el 22 de febrero de 1899, aniversario del natalicio de Washington, y ya íbamos a entrar en prensa con el número de marzo de nuestra revista PHILLISTINE, brotaba candente de mi corazón. Escrito cual fue, después de un día pesado dedicado a tratar de enseñar a ciertosindolentes moradores de la ciudad a abandonar aquel estado letárgico en que se encontraban y a infiltrarles radioactividad. La idea original surgió de una pequeña discusión, cuando tomábamos el café, en la cual mi hijo Bert lanzó la idea de haber sido Rowan el verdadero héroe de la Guerra de Cuba. Rowan salió sólo y realizó su propósito: llevo el mensaje a García. Como un destello de luz vinoentonces a mi mente la idea. “Es verdad, me dije, el muchacho tiene razón: héroe es aquel que cumple su cometido, que lleva el mensaje a García”. Levanteme entonces de la mesa y escribí “Un mensaje a García”. tan poca fue la estimación que dimos a este artículo que se publicó sin encabezamiento en la revista. Hízose el reparto de la misma, y poco después comenzaron a llegarnos pedidos de una docena,cincuenta, cien ejemplares adicionales al número de marzo de PHILLISTINE; y cuando la Agencia Distribuidora American News Company pidió mil ejemplares, pregunté a uno de mis empleados cuál era el artículo que había levantado tanta polvoreda. “Eso de García” me contestó. Al día siguiente se recibió n telegrama de George S. Daniels, del Ferrocarril Central de Nueva York, que decía: “Cotice precio paracien mil ejemplares del artículo Rowan, en forma de folleto. Anuncio tren del Estado Imperial al respaldo. Diga cuándo puede hacerse la entrega”. Contesté cotizando precio y diciendo que podía entregarlos en dos años. Nuestras facilidades de impresión eran pocas, y cien mil ejemplares parecía una empresa magna. El resultado fue que le concedí permiso al señor Daniel para que reprodujera el artículocomo quisiera. Lo hizo en forma de folleto, en ediciones de medio millón de ejemplares. Distribuyó una edición, y, además, el artículo fue reproducido en más de doscientas revistas y periódicos. Ha sido traducido a todos los idiomas. Cuando el señor Daniels se ocupaba de la distribución de “Un Mensaje a García”, el príncipe Hilakoll, director de Ferrocarriles de Rusia, se encontraba en este país.era huésped de honor de la Compañia del Ferrocarril Central de Nueva York y viajaba por todo el país acompañado por el señor Daniels. El príncipe vio el librito; le interesó más por el hecho e que el señor Daniels lo estaba distribuyendo en tan grandes cantidades, probablemente, que por cualquier otro motivo. De todos modos, cuando el Príncipe regresó a su país, hizo que se tradujera al ruso y seentregara un ejemplar a todo empleado de Ferrocarriles en Rusia. Tras éste vinieron otros países, y de Rusia pasó a Alemania, Francia, España, Turquía, la India y China. durante la guerra entre Rusia y Japón, a todo soldado ruso que se fue a la guerra se le entregó un ejemplar dl “Mensaje a García”.

Asociación Venezolana de Químicos y Técnicos Textiles

1

Encontrando los japoneses estoslibritos en poder de los prisioneros rusos, llegaron a la conclusión de que debía ser algo bueno, y, por consiguiente, lo tradujeron al japonés. Más de cuarenta millones de ejemplares de “Un Mensaje a García” han sido impresos. Se dice que ésta es la circulación mayor de toda la historia del mundo que haya tenido un trabajo literario durante la vida de su autor, gracias a una serie de incidentesafortunados. En todo este asunto de Cuba hay un hombre que se destaca en el horizonte de mi memoria como el planeta Marte en su perihelio. Cuando se declaró la guerra entre España y los Estados Unidos (1898), era muy necesario comunicarse prontamente con el jefe de los insurrectos. Encontrábase García allá en la manigua de Cuba, sin que nadie supiera su paradero exacto. Era imposible toda...
tracking img