Noam chomsky. la sociedad global

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (815 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 31 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
NOAM CHOMSKY, HEINZ DIETERICH. LA SOCIEDAD GLOBAL

Hacer la crítica del neoliberalismo realmente existente es el propósito central de los dos ensayos que conforman este libro. En este, elneoliberalismo es presentado como un totalitarismo, puesto que pretende imponer un modelo único, y es también, un dogmatismo, desde que sus principios pretenden ser verdades incuestionables.
Por un lado,Chomsky realiza un estudio acerca de Estados Unidos, de su influencia a nivel mundial, de su verdad duradera con la cual pretende mantener una supremacía internacional que le permita influir sobre lospaíses menos desarrollados, tratando de mantener el control sobre estos, bajo el falso destino manifiesto de protector del mundo. Mediante una extensa descripción estructurada un gran anti-modelo delneoliberalismo y la globalización. Señala que Estados Unidos quiere que otras naciones actúen de manera independiente, excepto cuando esto afecte los intereses estadounidenses adversamente. Se trata deuna nación multilateral, cuando pueda y unilateral, cuando tenga que serlo.
Chomsky, también sostiene que la ideología del libre mercado se traduce en protección estatal y subsidio público para losricos, disciplina de mercado para los pobres.
El mundo está siendo movido hacia un tipo de modelo de Tercer Mundo, por una política deliberada de Estado y las corporaciones, con sectores de granriqueza, una gran masa de miseria y una gran población superflua, desprovista de todo derecho porque no contribuye en nada a la generación de ganancias, el único valor humano. La “surplus” población tieneque ser mantenida en ignorancia, pero también controlarse. Esto puede ser por medio del miedo.
Chomsky señala que el mundo de hoy no es un mundo muy diferente al que Thomas Jefferson apostaba, el deun “mundo de los demócratas”, donde el sendero es uno de lucha, muchas veces de derrota, pero también de recompensas que no pueden ser imaginadas por aquellos que sucumben a lo que la prensa obrera...