Tio vania

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2508 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
TIO VANIA
“En el hombre todo tiene que ser bello: el rostro, la vestimenta, el alma y los pensamientos”
Un día nublado de otoño. En la alameda del jardín debajo de un viejo tilo está dispuesta la mesa del té. Al lado del samovar está la vieja nodriza Marina. “Toma, padrecito”, ofrece ella té al doctor Astrov. “Creo que no me apetece”, contesta éste.
Aparece Teleguin, un terratenientearruinado con el mote Vaflia, que vive en la hacienda en situación de un gorrón: “¡El tiempo es maravilloso, los pajarillos cantan y la paz y la concordia reinan entre todos! ¿Qué más se puede desear?
Pues, precisamente la concordia y la paz son las cosas que faltan en la hacienda. “No marchan bien las cosas en esta casa”, en dos ocasiones dirá Elena Andreevna, la esposa del profesor Serebriakov quellegó a la hacienda.
Estas replicas entrecortadas, aparentemente no dirigidas una a la otra, pero llamándose una a otra, entran en una disputa de dialogo y reflejan el sentido del drama intenso que viven los personajes de la obra.
Astov, cansado de trabajar durante diez años viviendo en el pueblo. “No deseo nada, no necesito de nadie y no quiero a nadie.”, se queja a la nodriza. Ha cambiado, seha quebrantado Voinitzkii. En otros tiempos, administrando la hacienda no tenía ni un minuto libre. Y ahora? “Soy peor que antes, porque me he vuelto perezoso, no hago nada y gruño como un viejo caduco…”
Voinitzkii no esconde su envidia al profesor retirado, sobre todo por su éxito con las mujeres. La madre de Voinitzkii, Maria Vasilievna adora a su yerno, al marido de su difunta hija.Voinitzkii desprecia los trabajos científicos de Serebriakov: “Este hombre… lee y escribe sobre arte sin comprender absolutamente nada de arte...”. Además, odia a Serebriakov, aunque su odio puede que parezca parcial: es que está enamorado de su bella esposa. Y Elena Andreevna con razón le reprocha a Voinitzkii: “-¡No hay motivo ninguno para aborrecer a Alexander! ¡Es un hombre como todo el mundo!”.Entonces Voinitzkii presenta unas profundas y, como le parece irrebatibles razones de su intolerante, implacable actitud hacia ex profesor- se considera cruelmente engañado: “¡Sentía adoración por este profesor ….¡Trabajé por él como un buey!…. Orgulloso de su ciencia, solo vivía y respiraba de él! ….mientras que ahora?.... !... ¡Dios mío!... es nulo! ¡Como una pompa de jabón”.
Alrededor deSerebriakov se recarga la atmósfera de intolerancia, odio y enemistad. El irrita a Astrov. Hasta su mujer apenas le soporta. Todos han escuchado la diagnosis de la enfermedad expresada que derribó a los personajes de la pieza y a todos sus contemporáneos: “…el mundo no se destruye por el fuego, ni por los bandidos, sino por el odio, la enemistad y toda esta serie de mezquindades...". Los personajes,incluida la propia Elena Andreevna, de algún modo han olvidado que Serebriakov es “como todo el mundo” y como todo el mundo puede contar con la benevolencia, con un trato de misericordia, sobre todo porque sufre de gota, de insomnio, teme a la muerte. “Será posible que no pueda aspirar a una vejez tranquila y a la consideración de las gentes?,” le pregunta a su esposa. Sí, hay que ser clemente, diceSonia, hija de Serebiakov de su primer matrimonio. Pero sólo la vieja nodriza oirá este llamamiento y se interesará sinceramente por Serebriakov : “ Que, padrecito, te duele? ¡Los viejos son iguales a los niños!... ¡Les gusta que se les mime..., pero a los viejos no les mima nadie! (Besa a SEREBRIAKOV en el hombro.) ¡Vámonos, padrecito, a la cama!...¡Vámonos, lucero!... ¡Te haré un poco de tila,te calentaré las piernecitas y rezaré a Dios por ti!...”
Pero una vieja nodriza sola no podía y por supuesto, no pudo descargar la atmósfera de angustia preñada de desgracia. El nudo de conflicto está atado tan fuerte que ocurre una explosión culminante. Serebriakov reúne a todos en la sala de estar para proponer a discutir una ”solución” por él inventada: vender la hacienda que da poco...
tracking img