Valores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3535 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PROFESIONISTA Y SU ÉTICA
Gabriel Cámara, Investigador en educación

LOS TÉRMINOS

Ante todo debemos ponernos de acuerdo en lo que significan los dos términos del título, ética y profesionista. El tratamiento del término ética tiene que ser filosófico, mientras que el de profesionista será a partir de las características que manejan las ciencias sociales. Es decir, en un caso, elfilosófico, echaremos mano de nociones abstractas que se han manejado siempre en la humanidad. La palabra ética la acuñaron los griegos. Mientras que en el segundo, el sociológico, trataremos de describir los rasgos del ejercicio profesional en nuestros días a partir de la observación empírica, constatable por nuestra percepción o la percepción de otros observadores.

La ética

La ética considera laresponsabilidad, el intercambio, el diálogo entre personas. Responsabilidad viene de responder, por eso hablamos de diálogo. La responsabilidad es siempre ante alguien y no la podemos evitar.
Se trata del deber moral, interior, libre, que define el proceder humano consciente. El diálogo moral se establece con las otras personas, la comunidad, la naturaleza, lo trascendente. Ante ellos respondemoséticamente. Toda acción humana es de una o de otra manera una respuesta en este diálogo.
La ética no sólo nos fuerza a responder, sino que no acepta que lo hagamos arbitraria o caprichosamente. El diálogo moral sigue pautas internas que rebasan culturas y fronteras. La veracidad que debo a la persona con quien platico no depende del idioma en el que hablemos ni del país en el que estemos ni delasunto mismo que se trate. La honestidad al hablar es siempre un imperativo moral, aunque podamos fingir y engañar. Sin embargo, aun cuando nuestro interlocutor pueda quedar perfectamente engañado por nuestra mentira, nosotros cargamos internamente con el peso de haber violentado el orden moral. Sólo un cínico admitiría que miente al hablar, y socialmente quedaría descalificado. La obligación dehablar con verdad no espera la promulgación de leyes o có digos, aunque éstos llenan siempre una necesidad práctica para educar y tener referentes externos en la vida social.
El hombre nace con esta ley interior y la desarrolla al crecer en dependencia afectuosa de sus progenitores, al vivir la necesidad constante de dar y recibir, al compartir la sobreabundancia de la naturaleza, al verse rodeado demisterio, al desear saber siempre más, al apasionarse por la verdad.
Una visión superficial podría irritarse ante lo que parece una imposición a los humanos por parte de esta ley moral. Pero la clave está en la palabra moral, es decir, interior, natural. La ley moral no viene de prescripciones humanas sino que está grabada en la naturaleza. No es imposición abusiva, sino la guía para procederbien, conforme a nuestra constitución y nuestro destino, aun cuando nos podamos desviar y contrariar a la naturaleza.
Ahora bien, si es interior, si es natural, hay que descubrir y reconocer que en la ley moral, en el proceder ético, tiene que estar la felicidad humana. La ética no es para mortificar, es para combinar esfuerzo con satisfacción, obligación con interés per sonal, es para vivir enplenitud. Esto hay que ilustrarlo con ejemplos.
¿Quién es más querida, más libremente deseada que la persona que amamos apasionadamente? Nadie piensa en imposición, todo es libertad. Y sin embargo, en la medida que nuestro amor es verdadero, aceptamos en el mismo acto la renuncia a amar a otra persona con esa intensidad, con esa particularidad. El misterioso destino de la libertad es dejarvoluntariamente de ser libre cuando finalmente encuentra lo que quiere. Según la parábola evangélica, es el comerciante en perlas finas que cuando encuentra una de g ran valor, vende las perlas que tiene y compra la que le interesa. Se empobrece para ganar. Seguramente la mayoría de ustedes vio y gozó la reciente película mexicana El Callejón de los Milagros. Estarán de acuerdo conmigo en que las...
tracking img